Para quedarse a vivir

Para quedarse a vivir

5 suites alucinantes (y vintage)

Entre tanto diseño moderno y minimalista, la vuelta al pasado está de moda. Cinco suites de lujo, recién remodeladas, apuestan por el estilo clásico y señorial de toda la vida: el poder del espíritu vintage.

Suite Imperial
Suite Imperial | Hotel Ritz

Seguro que te interesa

5 hoteles para chuparse los dedos

Midmost, el hotel en 'el centro exacto' de Barcelona

1. Majestic Royal Penthouse

El Majestic Hotel & Spa Barcelona, enclavado en el distinguido Paseo de Gracia, acaba de presentar la Majestic Royal Penthouse, la suite más grande de la Ciudad Condal y que abarca 467 metros cuadrados (suficientes para acoger a todo el equipo del Barça durante un fin de semana, a buen seguro). Conviene asomarse a su terraza: es la única suite con vistas panorámicas sobre Paseo de Gracia y la Sagrada Familia. Cuenta con un comedor, un bar, dos dormitorios dobles (a los que se puede añadir una tercera habitación) y dos amplias terrazas… y disponen de jacuzzi, que siempre es agradable y exótico. Entre alguno de sus innumerables lujos el Maxi Bar, hecho a medida y repleto de bebidas con o sin alcohol, snacks de primeras marcas… y el Bar à Parfum, un maletín de piel que contiene cinco fragancias de Atelier Cologne Maison Parfum Paris. El diseñador mallorquín Antonio Obrador ha sido el artífice del interiorismo, un prodigio de equilibrio entre tradición y modernidad que nos retrotrae a otros tiempos… con un puñado de octanos de estilo. Pinceladas de inspiración oriental (como el papel pintado que empapela las paredes), suelos de madera de roble, tejidos de Ralph Lauren y Gancedo…

Majestic Royal Penthouse | Hotel Majestic

2. Suite Picasso

Dentro del glamuroso Hotel de Russie, en Roma, se encuentra la imponente Suite Picasso, de 80 metros cuadrados, de los cuales 25 pertenecen a una terraza privada con vistas al Jardín Secreto del Hotel. El nombre de esta ‘casa’ no está escogido al azar: el pintor Picasso estuvo alojado aquí en 1917. El lujo estalla por todas partes: salón, un comedor con servicio de bar privado (para agasajar a los invitados), una pequeña librería, un amplio vestidor y dos cuartos de baño. Por supuesto, el mármol italiano, antigüedades, amarillos papales y púrpuras, telas de primera calidad y amplios mosaicos decoran las estancias. Un lavado de cara old school.

Suite Picasso | Hotel de Russie

3. Pulitzer Suite

En el año 1960 Peter Pulitzer, el nieto del fundador del premio literario-periodístico que lleva su nombre (bueno, su apellido) fundó en Amsterdam el primer hotel de cinco estrellas en la ciudad de los canales, el Hotel Pulitzer. Pues ahí acaban de reformar la Pulitzer Suite, el orgullo del establecimiento. 55 metros cuadrados de habitación en los que conviven en armonía un mobiliario de esencia vintage con toques modernos… y un intenso aura romántica. Una cama XXL se asoma a un sofá estilo Luis XIV y a un chandelier con 400 años a sus espaldas. Por supuesto, las bebidas, personalizadas, están incluidas.

Pulitzer Suite | Hotel Pulitzer

4. Suite Imperial

En París, el Hotel Ritz está declarado Monumento Nacional, y su recién rehabilitada Suite Imperial debería ser nombrada monumento brutal. Tiene, tan ‘solo’ 247 metros cuadrados… Toda una vida. Ubicada en la primera planta, incluye camas de tamaño descomunal y techos de hasta 6 metros de alto. En realidad son dos habitaciones en una sola estancia con increíbles vistas a la Place Vendôme, y una de ella viene a ser una copia de la habitación que la reina Maria Antonieta poseía en su palacio de Versalles y está decorada con sedas bordadas y una balaustrada de madera bañada en oro.. No falta el mármol, las antigüedades, una cocina, una bodega de vinos privada y un salón para quedarse a vivir.

Suite Imperial | Hotel Ritz

5. Grand Terrace Suite

El Hotel Berkeley, en Londres, también ha decidido renovarse, y lo ha hecho empezando por su Grand Terrace Suite (bueno, se ha hecho un lavado de cara completo, pero nos interesa su pedazo de suite). El gran diseñador John Heah (que ha diseñado un puñado de los mejores resorts de lujo en Aman) ha convertido la estancia en una especie de retiro zen, con piso de madera, camas King size y unas puertas de cristal que dan paso a una terraza jardín de órdago. Encima las vistas: a la fachada del siglo XIX de la iglesia de San Pablo, uno de los monumentos emblemáticos del barrio de Knightsbridge.

Grand Terrace Suite | Hotel Berkeley

Seguro que te interesa

Hoteles para los amantes del chocolate

El mejor hotel del mundo

Kino Verdú | Madrid | 27/11/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.