Con encanto

Con encanto

5 rincones de España que querrás conocer

A lo largo y ancho de nuestra geografía podemos encontrar todo tipo de pueblos, parajes y pueblecitos en los que merece la pena reparar y descubrir.

España esconde pequeños rincones con encanto
España esconde pequeños rincones con encanto | Wikipedia

Seguro que te interesa

7 destinos rurales que querrás visitar en 2017

Las 7 maravillas rurales de España

Algunos de ellos están abandonados, en otros no vivirán más de 100 habitantes y por otros parece que el paso del tiempo no hace estrago en ellos. No siempre son fáciles de encontrar estos pequeños rincones que no andan faltos de encanto.

San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya, País Vasco)

Comenzando por la costa Cantábrica, en la villa vizcaína de Bermeo está este islote, Gaztelugatxe. En él se encuentra una ermita dedicada a San Juan que según que descubrimientos data del siglo IX o X. Su unión con la Península es a través de un puente de dos arcos. Junto a la ermita hay un pequeño de refugio para proteger a los visitantes del viento y poder disfrutar de un buen día. Alrededor del año 1053 la ermita se llamaba Sancti Johannis de Castiello (San Juan del Castillo). No obstante, el significado de Gaztelugatxe es ‘castillo peligroso o terrible’, pues gaztelu que proviene del esukera significa ‘castillo’ y gatiz, ‘terrible’.

San Juan de Gaztelugatxe, en Vizcaya | Pinterest

Peñón-Ermita de Santa Ana (Cantabria)

Continuando por la escabrosa costa norte de la Península Ibérica, nos topamos con el pueblo de Castro Urdiales, el cual tiene una magnífica playa. En la costa de este pueblo hay un conjunto de peñones en los que se encuentra la iglesia de Santa María de la Asunción, la fortaleza faro y la ermita de Santa Ana, que solían estar conectados por puentes y pasarelas. Hoy en día solo queda un puente en pie y aunque lo llaman “puente romano” es de origen medieval y estilo gótico. En el peñón en el que está la ermita, en un tiempo pasado fue el puerto natural de Castro Urdiales.

Ermita de Santa Ana, en Castro Urdiales (Cantabria) | Pinterest

Torla (Huesca, Aragón)

Adentrándonos más en zona montañosa llegamos al Pirineo aragonés y en la provincia de Huesca localizamos el pequeño pueblo de Torla. En verano recibe muchos peregrinos de todas partes, pero sobre todo procedentes de países de Europa. Se encuentra en el valle del río Ara que es de origen glaciar. El nombre de Torla tiene su origen en una derivación de la palabra 'Torre'. En invierno, si coincide con fuertes nevadas en uno de esos pueblos que quedan incomunicados, pero en primavera y verano cuando el tiempo acompaña, bañarse en el río es siempre una buena opción. En sus calles empedradas encontraremos pequeños bares y tabernas con platos típicos de esa región del Pirineo.

Iglesia de San Salvador, en Torla (Huesca) | Instagram

Isla de Tabarca (Alicante, Comunidad Valenciana)

En la costa levantina hay más que la ruta del bakalao y pueblos costeros con fuerte reclamo turístico, un ejemplo es esta pequeña isla a 22 kilómetros de la ciudad de Alicante y a 8 de la localidad de Santa Pola. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana, sus casas son de fachada blanca encalada. Los griegos la conocían como Planesia y los romanos se dirigían a ella como Planaria, ambas denominaciones hacen referencia a su principal característica física, que es plana. No es hasta el siglo XVIII cuando se la empieza a llamar Nueva Tabarca, debido a la llegada de refugiados procedentes de la tunecina isla de Tabarka. Tan solo mide 1800 metros de norte a sur, y 450 metros de este a oeste.

Isla de Tabarca, en Alicante | Alicante

Arcos de la Frontera (Cádiz, Andalucía)

Bajando hasta el sur peninsular hacemos alto en Arcos de la Frontera, municipio de la región de la Sierra de Cádiz. Aunque esta provincia andaluza sea reconocida principalmente por su espléndida Costa de la Luz, también guarda joyas en su interior, como este singular municipio. Durante la época musulmana fue capital de la Tarifa de Arcos, hoy en día cuenta con una situación estratégica entre la serranía y la campiña jerezana. Como muchos de los pueblos en Cádiz, las casas están encaladas, las calles empinadas y destaca el color pardo de su iglesia. Actualmente, es el punto de partida de la Ruta de los Pueblos Blancos.

Arcos de la Frontera, en Cadiz | Pinterest

Seguro que te interesa

Siglos de historia siguiendo la Ruta de los Pueblos Blancos

Escapada a la singular isla de Tabarca

Verónica Imedio | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 09:19 horas

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.