UN VIAJE FASCINANTE AL PASADO

UN VIAJE FASCINANTE AL PASADO

Los mágicos castros gallegos: poblados que enamoran

Situados en lugares estratégicos y con vistas espectaculares, los castros, poblados fortificados del pasado, tienen en Galicia una dimensión mágica.

Situados en lugares estratégicos y con vistas espectaculares, los castros, son poblados fortificados en los que en tiempos de guerra se refugiaban los antiguos habitantes de Galicia. En todo el noroeste de España, además de en esta comunidad, encontramos estas increibles edificaciones. Pero los castros gallegos tienen otra dimensión: una dimensión mágica. Y la tienen porque al estar en zonas altas se creía que facilitaban el contacto con el cielo, y con el más allá.

En esta comunidad se han contabilizado más de dos mil castros, todos situados en terrenos elevados, vestigios de una cultura, la cultura celta, y en uso durante más de mil años, desde el siglo VI a.C. hasta el VI d.C.

Y se pueden ver, imponentes, miles de castros al aire libre, y hay todavía otros miles más, aún sin descubrir.

Hoy haremos un viaje para conocer mejor esa dimensión, y lo haremos viajando al pasado, para explorar algunos de los castros gallegos más importantes.

Un castro especialmente interesante, y que merece la pena visitar por lo bien conservado que está y por su privilegiada localización, es el Castro de Baroña en el municipio de Porto do Son, en la provincia de A Coruña.

Construido sobre las rocas, y al lado una maravillosa playa, esta fortificación se encuentra en una pequeña península conectada a tierra por un istmo de arena que constituía la primera línea de defensa del castro.

Castro de Baroña es un asentamiento que data de la Edad de Hierro, y que se estructura a partir de un complejo sistema defensivo, con una primera línea de foso y muralla, y a continuación con recintos habitacionales. Se accede a él por una puerta monumental que cuenta con una escalinata de acceso.

Edificado a comienzos de la segunda Edad de Hierro, es uno de los castros costeros mejor conservados de Galicia.

El impresionante Castro de San Cibrao de Las, también conocido como "A Cidade", es uno de los poblados fortificados, que actualmente se sigue excavando, de mayor tamaño; y uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Galicia.

Castro de San Cibrao de Las | Wikipedia

A 22 kilómetros de Orense entre los términos municipales de Pungín y San Amaro, este castro estuvo habitado entre los siglos II a.C. y II d.C., y con ocupaciones en los siglos III y IV d.C.

El Castro de San Cibrao de Las tiene dos recintos amurallados, uno interior y otro exterior, y entre ellos están las que eran las viviendas. Como no contaba con defensas naturales, estaba reforzado por una tercera muralla. Visitarlo es simplemente excepcional.

En el entorno además, se ha inaugurado el Parque Arqueológico de la Cultura Castrexa, un referente para el conocimiento de esta cultura de la Edad del Hierro.

A 23 kilómetros de Lugo, el Castro de Viladonga, o conjunto arqueológico y museístico de Viladonga, ocupa la cima de un monte desde el que se domina la Terra Chá lucense y las sierras de Monciro y de Pradairo y la de Meira. Un castro que destaca por su monumentalidad y por la diversidad de sus estructuras.

Este yacimiento es un ejemplo de asentamiento de entre los siglos II y V d.C., muy importante en cuanto al conocimiento del mundo castreño tras la conquista romana.

Desde el Castro de Santa Trega, en A Guarda, se puede ver la mejor panorámica castreña entre dos países, entre España y Portugal, con el poderoso océano Atlántico y la vecina costa portuguesa como telón de fondo.

Una panorámica que es un auténtico viaje en el tiempo, si tenemos en cuenta que sus antiguos habitantes ya disfrutaban de estas magníficas vistas desde sus viviendas. Pero no lo hacían por placer. La situación del asentamiento no se debía al paisaje, sino a razones estratégicas y de seguridad, ya que desde allí controlaban el tráfico marítimo y la desembocadura del río Miño.

Castro de Santa Trega | Turismo de Galicia

A 341 metros de altura, este castro llegó a acoger a unas 5.000 personas durante su época de máximo esplendor, hacia el siglo I a. C., y fue uno de los más grandes del noroeste de la península.

No te puedes perder el museo arqueológico situado en el pueblo. El Castro de Santa Trega es uno de los más visitados de Galicia.

Más información: Turismo de Galicia

Hay muchos más, pero vas a tener que descubrirlos. Si eres un amante de la historia y del misterio, te encantará recorrer estas impresionantes fortificaciones e imaginar cómo fue la vida en ellas.

También te puede interesar

Nemrut, la colina de los dioses

Vive la magia y el misterio de Xanad

Marta Rivas | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 08:21 horas

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.