EL FUNICULAR MÁS ANTIGUO DE GRAN BRETAÑA

EL FUNICULAR MÁS ANTIGUO DE GRAN BRETAÑA

El curioso ascensor victoriano sobre el acantilado

Un artefacto de madera capaz de transportar hasta 20 pasajeros por el acantilado usando agua en un tanque como contrapeso. Esta fue la primera versión del Saltburn Cliff Lift que se inauguró en 1870.

Saltburn-by-the-Sea, en la costa noreste de Inglaterra, es uno de esos lugares en los que disfrutar del mar y de la naturaleza es lo más. Y es que no hay un lugar mejor. Playas de arenas doradas, hermosos jardines que serpentean hasta el mar, áreas de frondosos bosques y abruptos acantilados marinos con vistas impresionantes, son solo algunos de sus encantos. Pero por lo que es famosa esta pequeña ciudad costera de North Yorkshire es por una atracción bastante inusual.

El viejo Saltburn comenzó su vida como una sola hilera de cabañas de contrabandistas en la costa. Pero en la década de 1860, Henry Pease, un industrial local, tuvo la visión de crear una ciudad en lo alto de un acantilado para recibir a la alta sociedad.

Y así, Saltburn-by-the-Sea, se convirtió en un popular balneario durante la época victoriana, y en uno de los primeros centros turísticos costeros en auge, gracias a las primeras rutas ferroviarias de transporte de pasajeros.

Pero hubo que hacer algo más para atraer a los visitantes. Y es que debido a que la ciudad en sí se encontraba más alta que la playa, el acceso resultó difícil, y para que los visitantes no dejarán de ir hasta allí, se contrató a un ingeniero para encontrar una solución. Así se creó un artefacto de madera capaz de transportar hasta 20 pasajeros por el acantilado, usando agua en un tanque contrapeso. Esta fue la primera versión del Saltburn Cliff Lift que se inauguró en 1870.

Así en Saltburn-by-the-Sea puedes pasear entre la ciudad y la playa, salvando la altura del acantilado disfrutando de las mismas vistas de arenas doradas y acantilados escarpados, tal y cómo lo hicieron los turistas victorianos cuando se construyó este ascensor a finales del siglo XIX.

Saltburn Cliff Lift | Saltburn Cliff Tramway

Este curioso funicular impulsado por agua, salva el acantilado, y es el más antiguo de Gran Bretaña. Un funicular que consta de un vagón de cable que asciende y desciende y que ya no es común hoy en día, y el hecho de que este sea de agua equilibrada lo hace aún más inusual. Los tanques de agua debajo de cada uno de los vagones se llenan y se vacían para permitir el movimiento. El vagón en la parte superior está lleno para hacerlo más pesado y, a medida que desciende, el coche se va aligerando. Cuando llega al fondo, se vacía y el proceso se repite. Curioso sí que es.

Saltburn Pier. Muelle | Saltburn Cliff Tramway

No es difícil imaginar a las damas con sus sombrillas acercándose al magnífico ascensor y subiendo para descender hasta la orilla del mar en este medio de transporte del pasado que ha llegado intacto hasta nuestros días. Y todo para desembarcar delicadamente en el precioso y sorprendente muelle victoriano de 183 metros, que se construyó también para facilitar el acceso a la playa de los turistas y que es uno de los pocos muelles restantes en Yorkshire. Un conjunto que se ha conservado a la perfección y que sigue funcionando. Saltburn Cliff Lift resume el encanto costero de esta ciudad.

Saltburn Cliff Lift | Saltburn Cliff Tramway

Y no es el único hito que legaron a Saltburn los victorianos. El centro de la ciudad está repleto de tiendas de artesanía, casas de huéspedes de personajes, y de restaurantes y cafeterías junto al mar. Aquí podrás alojarte en algunos de los balnearios victorianos más bellos de Gran Bretaña y experimentar cómo eran aquellos años disfrutando de una preciosa arquitectura de mar de lo más vintage. Eso, y pasear por el paseo marítimo hasta Valley Gardens o subir al ferrocarril en miniatura.

Practicar surf en Saltburn es también, hoy en día, una de las actividades más populares en los alrededores de la playa de arena y guijarros a ambos lados del muelle.

Más información: Turismo Saltburn-by-the-Sea

A solo a 3 horas y 25 minutos de Londres en tren, este pequeño rincón costero es un lugar con mucho encanto.

También te puede interesar

La primera y única esclusa giratoria del mundo

Saltar al vacío desde el puente transbordador de Tees

Marta Rivas | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 08:22 horas

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.