RUTA GASTRONÓMICA

RUTA GASTRONÓMICA

5 bodegas en Barcelona para un vermú con amigos

No hay locales más clásicos en la Ciudad Condal que las bodegas, en las que probar el auténtico vermú de toda la vida. Con tapas y buen ambiente, ahora que llega el tiempo de terrazas, no te pierdas nuestro recorrido.

Si un amigo te propusiera que os fuerais a tomar un vino hipocrático, seguro que le tomarías por loco. Pero fue precisamente Hipócrates quien modificó el vino blanco para estimular el apetito, al tomarlo antes del almuerzo. Claro que fue una evolución de este, el que crearon los italianos Alessandro Martini y Luigi Rossi en 1863, lo que hoy por hoy conocemos como vermú, marcas comerciales aparte.

En Barcelona es una de las costumbres de toda la vida que ahora mismo pega con fuerza, de ahí que sean muchos los que no dudan en aprovechar los mediodías que tienen libres para acercarse a una vermutería y pedir un vaso de esta bebida, así como una Gilda si son de banderillas picantes o una tapa más elaborada, que para eso el paladar cada vez se refina más.

Si estás en Barcelona, te damos cinco locales en los que hacer una ruta vermutera la mar de rica.

Bodega 1900

1. Bodega 1900. Carrer de Tamarit, 91. L’Eixample.
En septiembre de 2013 abre Bodega 1900, un local en un edificio construido en el mismo año que le da el nombre. La propuesta empieza por ir al mercado a diario para ofrecer lo mejor en su mejor temporada y recuperar la tradición del vermú, pero no la plantea cualquiera, sino Albert Adrià, que se encarga de las recetas, muchas de ellas tradicionales de principios de siglo desde la perspectiva actual.

Bodega La Penínsular

2. Bodega La Peninsular. Carrer del Mar, 29. Barceloneta.
Un lugar pequeño pero acogedor del que no todo el mundo sabe que tiene una planta abajo con un pequeño reservado para un grupo no muy numeroso. El ambiente es perfecto, de auténtica bodega de barrio, con una barra amplia y pocas mesas. El vermú se marida con tapas ricas como las croquetas de chipirón, el cazón en adobo o sus arroces, de los más afamados.

Bar Bodega Quimet

3. Bar Bodega Quimet. Carrer de Vic, 23. Gràcia.
Muchos no entienden el barrio de Gracia sin este local, que pasó a manos de dos hermanos de La Llagosta (Barcelona) cuando su dueño se jubiló. Estos le han dado un aire mucho más juvenil, acompañando el vermú, el cava o el vino con tapas a base de embutidos y quesos extremeños, así como mariscos como los berberechos o las navajas. Sus encurtidos tienen mucha fama.

Bodega E. Marin

4. Bodega E. Marin. Carrer de Milà i Fontanals, 72. Gràcia.
Si eres un amante de las croquetas, ya estás tardando en tomarte el vermú en esta bodega del barrio de Gracia. Será difícil plantarse ante su mostrador y elegir entre los más de 10 tipos de relleno (escudella, setas, jamón, picante...). También varios tipos de tortillas de patata y embutidos. La tapa se sirve con pa amb tomàquet, como debe ser. Ambiente muy acogedor.

Bodega Vinito

5. Bodega Vinito. Carrer Parlament, 27. L’Eixample.
Una cuidada decoración permite que entrar en esta bodega uno se sienta como en las clásicas de décadas atrás. Bodega Vinito es perfecta para un domingo con amigos, por su variedad de cervezas y vinos, así como de tapas y montaditos. El vermú clásico, a 1,50 €, está en consonancia con la calidad y el precio del tapeo, bastante bueno y asequible al bolsillo. Ojo, se suele llenar.

Viajestic | @Viajestic | Madrid | 18/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.