PLANES SORPRENDENTES, Y BAÑOS TERMALES EN EL MAR, UN PARAÍSO POR DESCUBRIR

PLANES SORPRENDENTES, Y BAÑOS TERMALES EN EL MAR, UN PARAÍSO POR DESCUBRIR

Niijima y Shikinejima: descubre la magia de la naturaleza en Tokio

Naturaleza, cultura, relax y turismo activo, pero también noches mágicas y baños de aguas termales de día y de noche al aire libre. Las fascinantes islas de Niijima y Shikinejima son el “otro Tokio”

Japón es un país sorprendente, un país que cada vez nos atrae más y al que podemos viajar con facilidad, gracias a las nuevas rutas de varias compañías aéreas y a los precios cada vez más asequibles.

Si pensamos en Japón estamos viendo templos misteriosos, cerezos en flor, pantallas a lo Times Square de Nueva York, e incluso sushi y maki como platos estrellas. En Japón hay un poco de todo esto, pero también y aunque no lo hemos pensado así de entrada, hay algo que nos encanta a todos: playa y naturaleza.

Muy cerca de Tokio, la capital, hay unas islas que merece la pena conocer. Islas en las que perderse en plena naturaleza, con playas de aguas cristalinas. Nos vamos a Japón, pero esta vez para conocer sus playas.

Shikinejima | JNTO

Os proponemos un viaje para conocer la capital, pero también para ir un poco más allá, a las islas tokiotas Niijima y Shikinejima, a 160 kilómetros al sur de Tokio, para disfrutar de actividades al aire libre, algo que encantará a los amantes del turismo activo.

A las islas se puede llegar por avión, desde el Aeropuerto de Chōfu en tan solo 35 minutos, o por mar en ferry rápido desde el embarcadero de Takeshiba en unas 2 horas y media. Además, también se encuentran comunicadas entre sí por el ferry Nishiki con un corto trayecto de 10 minutos.

Las islas de Niijima y Shikinejima son perfectas para disfrutar de la naturaleza. Pero vamos por partes, porque hay mucho que hacer en ellas. Por ejemplo, senderismo. No te puedes perder sus rutas, rutas que transcurren entre preciosos paisajes con el mar, el bosque y los acantilados como telón de fondo. En Niijima la “Ruta de trekking Ishiyama”, es un camino de piedras blancas, llamadas piedras koga, un tipo de piedra pómez típica de la isla. Y en la playa de Wadahama, hay rutas especiales que tienen que ver con su historia, rutas al cementerio de los exiliados Runin Bochi, al Templo Choeiji o al monumento de piedra en el que está esculpido el poema waka que recitó Kazue Soma al dejar la isla después de ser indultado. Y es que hasta hace unos 150 años la isla de Niijima fue una colonia penal.

En la isla Shikinejima el Sendero bosque y volcán” y el mirador Kanbiki tenbodai son un must. El sendero es simplemente impresionante por la belleza de sus paisajes, especialmente en los meses de abril y mayo gracias a la floración de las azaleas oshima. Además, desde el mirador Kanbiki tenbodai se pueden contemplar vistas panorámicas de Tokio.

En las islas también podemos disfrutar de jornadas de sol y playa, nadar, y practicar snorkel o buceo. Las playas de Nakanoura y Ishijirogawa, son perfectas para el snorkel ya que se puede nadar entre peces de colores.

Buceo. Shikinejima | JNTO

Esto en lo que respecta al turismo activo, pero ya que estamos en Japón, hay que aprovechar para descansar y desconectar en alguno de sus baños tradicionales, en un onsen, baños de aguas termales naturales, calientes y cargadas de minerales. Y estas islas son famosas por sus onsen, y por sus aguas termales, algunas en el mismo mar.

En la Isla Niijima están las famosas “Termas al aire libre Yunohama” construidas con piedra koga, al estilo de las edificaciones de la antigua Grecia, sorprendentes. Y en Shikinejima, lo que hay que hacer es bañarse por la noche en algún “Jinata Onsen” que son aguas termales que se encuentran en el mar, y que están abiertos las 24 horas del día. Están iluminados de forma que en la oscuridad el ambiente resulta mágico. Es una experiencia alucinante, y mucho más, porque la poca contaminación lumínica invita a la observación de las estrellas.

Onsen en el mar | JNTO

Otros destinos cerca de Tokio son la isla artificial de Odaiba, situada en la bahía de Tokio y conectada mediante el Puente Rainbow, y los archipiélagos Izu y Ogasawara, este último Patrimonio de la Humanidad.

Más información:Turismo de Tokio

La mayor metrópolis de Japón posee costas marinas de exuberante belleza natural, solo tienes que viajar hasta allí para descubrirlas.

También te puede interesar

Ryokan, Minshuku, Shukubo

Una primavera de festivales en Japón

Marta Rivas | Madrid | 24/10/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.