LUJO SOBRE RAÍLES

LUJO SOBRE RAÍLES

El lujoso Orient-Express revive como efímero tren-restaurante

El icónico tren de lujo que unía París y Estambul volverá a la vida durante dos meses este verano, pero lo hará como restaurante sobre raíles y conectando la capital francesa con Burdeos.

Vagón restaurante del Orient-Express
Vagón restaurante del Orient-Express | Orient-Express / Jérôme Galland

El Orient Express inauguró su primer viaje en 1883, partiendo desde París, cruzando los Alpes hacia Budapest, luego Bucarest, y destino final Constantinopla, la actual Estambul. El impresionante lujo que había a bordo, sus refinadas cabinas y tocadores, pero también su exquisita comida, excelentes vinos y un servicio impecable, le convirtieron automáticamente en el tren más impresionante del momento y el lugar en el que todos los que eran alguien querían viajar.

Reyes, nobles, jefes de Estado, artistas e intelectuales de la época estaban entre sus pasajeros, que en los años 20 vivió una época dorada. Con el auge del avión, comenzó una importante pérdida de pasajeros y su servicio comenzó a discontinuarse. Su último viaje con pasajeros fue en mayo de 1977. Desde entonces, rutas alternativas o viajes simbólicos han recuperado la esencia del Orient Express.

Este verano verá la luz uno de estos últimos. Durante dos meses, junio y julio, el icónico tren volverá a recorrer Europa, aunque se limitará a Francia, concretamente al trayecto París-Burdeos, y lo hará configurado como restaurante pop-up.

Vagones históricos del Orient-Express

Entre el 30 de mayo y el 16 de julio, desde París; y entre el 20 y el 30 de julio desde Burdeos; cada noche, 38 pasajeros se convertirán en comensales del restaurante efímero más lujoso del mundo. Durante tres horas de viaje podrán degustar en los famosos coches comedores del Orient Express un menú de cinco platos creado para la ocasión por el famoso chef Yannick Alléno, uno de los pocos cocineros del mundo que puede presumir de tener las tres estrellas Michelin. Junto a él, otro maestro, Yann Couvreur, uno de los mejores pasteleros de Francia y que se encargará de los postres.

La carta será una sorpresa, aunque Alléno ya ha adelantado que tendrá en cuenta el uso de especias e ingredientes propios de Europa Oriental y Turquía para darle un toque de aquellas regiones al viaje (cilantro y cardamomo no faltarán, según ha dicho el cocinero). En cuanto a postres, se han adelantado algunas opciones, como el Merengue con fresas y menta, servido con crema de vainilla. Una cena que será maridada con el mejor vino de las regiones francesas que recorrerá el tren y cuyo precio está a la altura de la ocasión y de la exclusividad del restaurante y el caché de los cocineros: nada menos que 530 € por persona, más 60 € por el maridaje del vino. En total, 590 € por comensal.

La antigua locomotora del Orient-Express

Será le segunda vez que el vagón restaurante del Orient Express vuelva a la vida en apenas unos años, ya que en 2014 también estuvo presente en la exposición 'Erase una vez el Orient-Express' que tuvo lugar en el Instituto del Mundo Árabe de París, donde se sirvieron unos menús cuyas reservas fueron vendidas en menos de 15 minutos una vez se pusieron a la venta.

Está claro que la estela de exclusividad del tren más icónico y famoso del mundo del lujo tendrá, de nuevo, un renacer del que nunca se ha desprendido.

Más información y reservas:
Orient-Express

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid | 06/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.