Vacaciones en tren

Vacaciones en tren

Cómo organizar tu viaje de Interrail

¿Estás agobiado porque no sabes por dónde comenzar a preparar tu viaje? Tranquilo, aquí te damos unos consejos que te servirán de guía.

Interrail
Interrail | Recorrer Europa en tren

Son muchas las personas que disfrutan cada vez que tienen que viajar en tren. ¿Por qué? Porque se relajan en sus respectivos asientos mientras miran por la ventanilla y ven el paisaje que ofrece cada ciudad. Les gusta. Pero seguramente el grupo de personas que disfrutan de esa manera aumenta si subirse a un tren supone recorrer Europa. Sí, hablamos del Interrail, un billete de tren que sirve para utilizar este transporte las veces que se quiera en un tiempo determinado.

Lo primero que debes hacer para organizar tu viaje Interrail es conocer los tipos de pases que hay. Por ejemplo, los hay para moverse por un solo país y los hay para moverse por los 30 países que forman parte de la plataforma. Además, los hay para moverse en días consecutivos y los hay para moverse solo algunos días. Míralos todos y decide cuál es mejor para ti. Pero antes de comprarlo, revisa los horarios de los trenes (la misma página del Interrail te da la mayoría de información). Esto es imprescindible, puesto que vas a depender de los horarios para llegar a los destinos que quieras visitar. Quizá quieres ir el segundo día de tu viaje a ver una playa italiana pero no existe un tren con el horario que a ti te conviene.

Interrail | viajes en tren

¿Y qué? Dirás. Si vas a viajar igual qué importa el día en que lo hagas. Bien, pues va relacionado con el siguiente consejo: haz reservas. Debes reservar alojamientos con antelación para no verte en problemas si te encuentras sin cama en la que dormir. Así que debes saber dónde vas a estar cada noche para poder reservarlos.

Pero eso no es todo, sino que también es aconsejable reservar plazas en los trenes... Que en algunas ocasiones suponen un pequeño extra, aunque no hará que tu bolsillo se resienta. A veces no será necesario, pero otras sí estás obligado a disponer de tu asiento. Eso sí, no te esperes a hacerlo en la estación porque eso te hará perder tiempo y además corres el riesgo de quedarte sin plazas. Así que resérvalo todo por Internet.

Y otra cosa que necesita reservas es el ferry. Porque sí, para viajar a determinados lugares también puedes hacer uso del ferry sin tener que pagar nada aparte. Así que estúdiate esta nueva posibilidad, mírate los horarios y reserva tu asiento.

Por último te aconsejamos que tengas en cuenta los trenes nocturnos. Si viajas a partir de una hora determinada y tu tren llega al destino de madrugada, contará como si hubieses viajado el segundo día. Es decir, te ahorrarás un día de viaje que podrás usar en otro momento. Además, te ahorrarás el dinero del alojamiento para ese día.

Con todo esto, ahora sí, será momento de volver al primer punto y comprar el pase que mejor se adapte a tus necesidades.

Judith G. Noé | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.