MÁS DE CUATRO METROS DE ALTO

MÁS DE CUATRO METROS DE ALTO

Así es la fuente de chocolate más grande del mundo

Se encuentra en el hotel Bellagio de Las Vegas y forma parte de la impresionante pastelería de Jean-Philippe Maury dentro del cinco estrellas más mítico de la ciudad de los Casinos.

Fuente de chocolate del Bellagio
Tulipas de cristal desde las que cae el chocolate en terrazas | Flickr

Los amantes del chocolate disfrutan como niños cuando tienen la oportunidad de empapar en chocolate una pieza de fruta, un pequeño trozo de bizcocho o, prácticamente, cualquier cosa que se vaya a comer luego empapada en cacao. Pero poder hacerlo en la fuente de chocolate más grande del mundo, eso son palabras mayores.

Para encontrarla hay que ir a Las Vegas, concretamente a la pastelería del Hotel Bellagio. En la zona del paseo que da al Spa Tower, surge a nuestro paso una inmensa pastelería que ha abierto allí el maestro repostero Jean-Philippe Maury. En un lugar privilegiado de la misma, imposible no fijarse en ella, con el chocolate cayendo en cascada desde una altura de más de cuatro metros.

Como tal, la fuente es en sí misma una escultura de cristal y cacao. Cuenta con varios torrentes de caída de chocolate simultáneos, que permiten que uno sea de chocolate blanco, otro de chocolate con leche, un tercero de chocolate con caramelo... y, en vez de caer al estilo tradicional, desde una fuente única circular, lo va haciendo sobre terrazas, como en arrozales, y cada una de estas terrazas es una gran tulipa de cristal, creando un conjunto armónica y con detalles naturalistas.

Como el chocolate que cae por la fuente no contiene agua, no hay riesgo de evaporación ni que no se puede reciclar el que va cayendo para que vuelva al sistema. Ver la escena durante varios minutos es normal, no solo porque se trata de chocolate, sino porque es relajante y muy interesante ver cómo va cayendo sin parar. En total, dentro de la fuente hay en movimiento más de 950 kilos de chocolate.

Del diseño de la fuente se ha encargado el propio Jean-Philippe Maury junto a Norwood y la diseñadora Antonia Oliver. Durante un año y medio, planificaron y trabajaron en su creación, con la idea de unir arte e ingeniería. El resultado es una gran obra maestra de 8,20 metros de altura (el chocolate no cae desde arriba, sino que se ha colocado una zona de cristales de colores, al estilo de los vidrios de Murano, sobre la estructura). De la creación de cada una de las tulipas de cristal se encargó el artista Michel Mailhot, una referencia del diseño de cristal soplado en Canadá. Son piezas irregulares, artesanas y únicas en el mundo.

Mostrador de la pastelería del Bellagio

Y, junto a la gran fuente de chocolate, no faltan otras delicias igual de apetecibles. Y es que no nos podemos olvidar de que estamos en una auténtica pastelería francesa llevada a Las Vegas. Así, un gran mostrador nos invita a probar todo tipo de pasteles y bollos, desde los clásicos ecláirs a tartaletas de frutas, pasando por chocolates, tiramisús, tartas... Un sinfín de bocados que degustar mientras nos quedamos embobados mirando la gran fuente.

Así es Las Vegas. Uno nunca sabe qué te vas a encontrar más allá de las mesas de juego.

Más información:
Hotel Bellagio
Patisserie Jean-Philippe

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 10:33 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.