Te va a sorprender

Te va a sorprender

¿Sabes cuál es el país que tiene más pirámides? Piénsalo dos veces.

Si aún no lo sabes, por mucho que lo pienses no vas a caer en cual es el país del mundo que tiene más pirámides. Por supuesto estás pensando en las de Egipto y las de México, pero no, no son ninguno de los dos.

Si, nos pasa a todos, mencionamos las pirámides y lo primero que nos viene a la cabeza son Egipto y México. Por supuesto hay pirámides por todo el mundo y, por ejemplo, las grandes civilizaciones americanas se caracterizaron por crear espectaculares pirámides escalonadas, cientos, que hoy salpican el continente. No todas tenían el mismo propósito pero todas servían al culto a los dioses, naturales, divinos o dioses vivos como los faraones para los que la pirámide era mucho más, un modo de pasar a la otra vida.

También pensarás en las pocas pirámides que tienen un nombre, por ejemplo, de Egipto nos acordamos de las pirámides de Giza, y ¿cuántas son? ¿tres? ¿seis? Pues tampoco, porque en Egipto se cuentan más de 130 pirámides. ¿Y en México? Muchísimas menos, aunque también muy conocidas. Pero, ¿en qué país hay una mayor concentración de pirámides? Pues donde menos te lo esperas, en Sudán, al sur de Egipto.

Al igual que los faraones, y también a orillas del Nilo, una civilización hizo suya también la forma de las pirámides para los enterramientos de tal modo que la cantidad de pirámides que se conservan hoy en día se han contado más de 250: los Nubios de Meroe. Bastante mas pequeñas que las de Giza o que las de cualquier otra civilización, de 6 a 30 metros de altura y mas puntiagudas que cualquier otra pero mucho más numerosas, los antiguos nubios del floreciente Reino de Kush, en un momento en que aquellas tierras del Nilo eran un vergel de fauna y vegetación, nada que ver con el desierto que hoy conocemos, y las construían también como enterramientos para sus gobernantes, reyes y reinas y no para cada uno, porque en algunas de ellas se enterraban varios reyes y reinas con sus príncipes y princesas.

Como curiosidad, los Nubios de Kush comenzaron a construir esta pirámides 800 años después de que se construyera la última pirámide de los faraones, entre el 1050 y el 300 antes de Cristo.

Hoy son uno de los destinos más desconocidos y por la inestabilidad de las región no falto de peligros, pero para los aventureros más intrépidos y con menos miedo está ahí la posibilidad de visitar las mayores concentraciones de pirámides, espectaculares precisamente por eso, por su cantidad más que por su tamaño, pero de una gran belleza. Y para visitarlas con tranquilidad y comodidad porque no son precisamente un destino turístico popular, con lo que no te encontrarás arrollado por una masa de turistas de todo el mundo con las mismas ganas de llegar, ver, tocar y hacerse todos la misma fotografía. Para disfrutarlas.

Pau Llopart | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 08:35 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.