¡Quién dice miedo!

¡Quién dice miedo!

¿Qué ocurre si volamos en medio de una tormenta?

Los peores miedos son los miedos irracionales, esos que no somos capaces de explicar. Por mucho que nos aseguren que el avión es el método de transporte más seguro, hay quien no puede evitar sentirse incómodo, inquieto, asustado cuando vuela. ¿Quieres saber lo que ocurre cuando un avión atraviesa una tormenta? ¡Te lo contamos!

Viajar en avión
Viajar en avión | Wikimedia Commons

Por más que lo intentemos superar, todos tenemos al menos uno de esos miedos irracionales que puede llegar a apoderarse de nosotros en situaciones extremas. Temores que, como su propio nombre indican, no tienen una explicación lógica, y contra los que luchamos con todas nuestras fuerzas. No importa que nos den pruebas de que lo que nos asusta no tiene por qué hacerlo, no importa que las estadísticas sean claras, nosotros no podemos evitarlo. Y uno de los miedos irracionales que afectan a más personas es el miedo a volar.

Aunque amemos viajar y conocer nuevos lugares y, precisamente por eso, hagamos de tripas corazón a la hora de coger un avión, siguen siendo muchos los viajeros que sufren durante los vuelos. Está probado que este es el medio de transporte más seguro, en el que se dan menos accidentes, pero imaginamos que el hecho de no tocar el suelo, de trasladarse entre nubes y sin ningún tipo de sujeción visible, hace que muchas personas se sientan algo inquietas y preocupadas durante los trayectos. Una inquietud que aumenta cuando los viajes se producen en momentos en los que las condiciones meteorológicas no son demasiado favorables. Ahí el premio gordo se lo llevan las tormentas.

¿Qué ocurre verdaderamente cuando volamos en medio de uno de estos fenómenos? Hay ciertas leyendas urbanas que aseguran que en esos instantes los ocupantes del avión corren un grave peligro, especialmente si en esas tormentas hay una presencia importante de rayos. ¿Qué pasaría si uno de estos impactara de forma directa contra el aparato? Si tú eres de los que sufre de ese irrefrenable miedo a volar y te preocupa encontrarte en una situación como la que describimos, puedes comenzar a relajarte. Generalmente, volar en plena tormenta no acabará para ti en un accidente.

Volar | Wikimedia Commons

Los aviones están preparados para enfrentarse a este tipo de inclemencias meteorológicas. Es evidente que si tu vuelo debe atravesar una tormenta, tendrás que soportar esas turbulencias que tan temibles pueden llegar a ser, pero que siempre se quedan en una anécdota más del viaje. Pasarás un mal rato, por supuesto, pero antes de que te des cuenta la tormenta habrá quedado atrás y la calma volverá a ser la protagonista de tu viaje. ¿Y los rayos? Pues bien, si tienes la mala suerte de que un rato impacta con tu avión, ni siquiera de darás cuenta de que esto ha ocurrido. Los aparatos actuales son lo que se conoce como Jaulas de Faraday, es decir, la electricidad que reciben nunca afecta a su interior, si no que se desvía, siendo conducida por su exterior.

Por lo tanto, como ves, no tienes absolutamente nada que temer. Sabemos que esta explicación, como todas las demás que a estas alturas ya habrás recibido, no va a eliminar tu miedo irracional a volar, pero seguramente te calmará al menos un poco la próxima vez que estés volando y el comandante comunique que vais a atravesar una zona de tormenta. Recuerda, sólo será un mal rato.

Rosa Suria | Madrid | Actualizado el 07/08/2018 a las 08:33 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.