Consejos viajeros

Consejos viajeros

4 pasos a seguir para planificar un viaje en solo 24 horas

¿Eres de los que aman viajar pero no son muy amigos de todas las gestiones que son necesarias para ello? Os damos una serie de pasos a seguir para tener completamente planificado el viaje en 24 horas... ¡Y no tener que volver a pensar en nada más hasta el mismo momento del viaje!

Organizar un viaje en 24 horas
Organizar un viaje en 24 horas | Consejos viajeros

Viajar es placentero, es relajante, es emocionante y es una experiencia inolvidable, pero también es cierto que engloba ciertas cosas que no entusiasman de igual manera. Por ejemplo, la planificación del mismo viaje. Hay personas que aman viajar pero no son muy amigas de todo lo que eso supone; es decir, gestionar desplazamiento, alojamiento, diferentes atracciones turísticas... Aman el viaje en sí mismo, pero no aman organizarlo. Hasta cierto punto, es comprensible: el trabajo de campo y no la preparación previa suele ser lo más interesante.

Estas líneas son para todas aquellas personas que necesitan de ese viaje pero no pueden con las gestiones. ¿Por qué? Porque si bien es cierto que no podemos librarles de ello, porque es un mal necesario por el que hay que pasar, sí podemos hacerlo más llevadero organizándolo de tal modo que no tardemos ni 24 horas en tener todo atado, así no habrá que volver a pensar en ello. Sin agobios, sin prisas por ir tarde ni momentos de estrés: organización y decisión. Una vez elegido nuestro destino, empezamos.

Organizar un viaje en 24 horas | Consejos viajeros

1. Desplazamiento. Quizá lo más complicado, porque es cierto que no siempre es posible encontrar la mejor oferta y que esto nos da más de un quebradero de cabeza. Ahora bien, estamos decididos así que hay que cogerlo. Busca, compara y juega con las diferentes opciones para encontrar el vuelo (o el tren, lo que sea necesario) más barato dentro de los días en los que tienes permitido moverte, siempre observando de reojo los alojamientos, de los que hablamos a continuación.

2. Alojamiento. Aunque es aconsejable empezar mirando el desplazamiento, es una grandísima idea hacerlo con los hoteles, hostales y demás opciones en la ventana (del navegador) de al lado. ¿Por qué? Por dos razones. En primer lugar, porque así podremos saber en el momento cuándo es mejor desplazarnos y si merece la pena pasar una noche más en la ciudad para conseguir el vuelo barato de la mañana anterior o si, por el contrario, es preferible ahorrar en alojamiento y gastar un poco más en el último vuelo del día. Es decir, ir combinando. Y cuando encuentres la opción ideal, ¡cogerla!

3. Oferta cultura. Tenemos el transporte y tenemos el alojamiento, ¿qué nos queda? Por supuesto, lo que debemos ver en nuestro destino. Sin moverte de la silla, coge un papel y un bolígrafo e investiga sobre los lugares que vas a ver. Si no quieres implicarte demasiado, es tan fácil como apuntar los nombres propios de los atractivos turísticos que debes visitar, sin leer nada más. En unos minutos tendrás una lista más o menos completa que terminarás de completar de la mejor de las maneras: cuando finalmente estés en tu destino.

4. Otros puntos de interés. Con el principal conocimiento en nuestro poder, quedan los complementos. Por ejemplo, investiga sobre el transporte en la ciudad en cuestión y también anota un par de restaurantes en los que merece la pena comer, cenar o tomar un café a media tarde. No te llevará demasiado tiempo y antes de que te des cuenta tendrás tu viaje completamente planificado.

El truco es, sobre todo, uno: no lo dejes para mañana. Una vez que te pongas, hazlo todo. Siguiendo estos cinco pasos, es sencillo que tu viaje tome forma en tan solo 24 horas... O menos, como habréis visto.

Judith Torquemada | Madrid | 26/03/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.