Consejos viajeros

Consejos viajeros

Cómo conocer de verdad la cultura del país al que viajas

Viajar y conocer un lugar no es solo visitar monumentos. ¿Quieres saber qué más cosas puedes hacer?

Rickshaw
Rickshaw | Turismo cultural

Vuelos comprados, alojamiento reservado e itinerario preparado. Esas son las tres cosas que normalmente nos preocupan cuando vamos a viajar. Por supuesto, una vez las cumplimos ya damos el viaje por preparado. No necesitamos más que saber dónde vamos a dormir, cómo vamos a llegar y una lista de monumentos importantes en la que además aparecen algún que otro parque y si acaso algún museo. Pero en realidad son muchas más las cosas que podemos preparar o, por qué no, improvisar si lo que queremos es descubrir de verdad el destino. Así que vamos a darte algunas ideas para cuando prepares tu próximo viaje.

Para empezar puedes reservar un hostal en lugar de un hotel. En los hostales tienes la posibilidad de compartir habitación con otras personas o conocer gente en las salas comunes. Allí te encontrarás con personas de otros países pero posiblemente también con personas de otras ciudades de ese mismo país que pueden enseñarte un poco sobre su cultura. Aunque si lo que quieres es asegurarte esa última opción, entonces puedes optar por hacer couchsurfing o lo que es lo mismo: alojarte en casa de algún ciudadano dispuesto a ofrecer su casa a cambio de conocerte y que le enseñes tu cultura tú también. Un gran trato viajero que sin duda te aportará un gran conocimiento sobre el tipo de vida que llevan en tu destino.

Gastronomía | Turismo cultural

Si eliges alojarte en casa de uno de los habitantes de ese lugar, quizá puedes pedirle también que te recomiende restaurantes o cafeterías poco conocidos pero en los que pruebes deliciosos platos o dulces típicos de allí. O librerías o cualquier otro tipo de tienda local que te permita disfrutar de productos de ese lugar o de objetos artesanales. Pero tranquilo, porque aunque no hayas decidido convivir con un local podrás llegar a todos estos sitios. No tienes más que atreverte a preguntarle al recepcionista del hostal, al panadero que trabaja ahí al lado o al taxista que te lleve al siguiente lugar que quieres visitar. Seguro que están encantados de poder ayudarte.

Otra cosa que puedes hacer es coger transporte público. Si bien es cierto que en muchos casos se recomienda andar tanto como se pueda para descubrir todos y cada uno de los rincones de la ciudad en la que estás, montarte en el transporte público te ayudará a conocer un poco más el día a día de los habitantes de ese lugar. Y eso no es todo, claro. Siempre puedes optar por profundizar aún más y, si tienes tiempo suficiente, apuntarte a clases de cocina o de baile. ¿No te parece que sería divertido e interesante aprender a cocinar algunos platos típicos o a bailar un tipo de baile que desconocías pero que allí conoce todo el mundo?

Por último te diré que no cierres puertas. Seguro que mientras estés de viaje se te ocurren mil maneras más de empaparte de una cultura nueva.

Judith G. Noé | Madrid | 23/02/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.