Un puente que parece del otro mundo

Un puente que parece del otro mundo

Sorpréndete con el puente más espectacular de Europa

¿Te imaginas un puente que parezca de otro mundo, con leyenda, que refleje absolutamente toda la belleza de la naturaleza de nuestra planeta? Un lugar único en el que muchos se han enamorado, que parece de otro planeta y que en realidad se encuentra en Europa, concretamente en Alemania. Es hora de conocer el puente más espectacular de nuestro continente.

La leyenda cuenta que el Puente de Rakotzbrücke fue construido bajo las órdenes y el amparo del mismísimo diablo, lo que permitió que se le diera una forma tan peculiar como la que tiene. Precisamente por eso, se le conoce popularmente como el Puente del Diablo. Esta maravillosa construcción se encuentra oculta en medio de la vegetación en la zona Este de Alemania, pero su belleza la ha situado como una de las más espectaculares del continente europeo. Puede que no la conocieras hasta el momento, pero no cabe duda de que a partir de ahora sólo pensarás en visitarla y contemplarla en primera persona.

Este maravilloso puente, que para muchos es uno de los más increíbles de todo el planeta, se encuentra en el parque Kromlauer, uno de esos puntos turísticos que todo aquel que busque conocer Alemania a la perfección debería visitar. Allí sólo hay una protagonista: la naturaleza. Árboles, plantas y flores que nunca antes habías visto se unen en una coral perfecta que logra alejarte de nuestro mundo y llevarte a su propio universo, en el que el Puente de Rakotzbrücke tiene un papel muy importante.

Si hay algo que le ha otorgado fama a esta edificación es su forma. Un semicírculo perfecto que provoca que su reflejo en el agua cree una circunferencia completa desde todas las perspectivas, una imagen hipnótica que no parece real y en la que se apoya esa leyenda que habla de un mandato del diablo. Cuando te sitúes frente a él y veas su reflejo, claro, como si fuera una extensión del propio puente, comprenderás por qué miles de viajeros de todos los puntos del globo se desplazan hasta allí para comprobar que realmente existe.

Junto a su reflejo, veremos cómo la frondosa vegetación de su alrededor también se multiplica sobre las aguas del tranquilo lago Rakotzsee, lo que no hace otra cosa que aumentar la espectacularidad de la visión. A esto hay que sumarle el hecho de que lo único que escucharás allí será tu propia respiración, la vida de la naturaleza y el silencio de un lugar en el que todo es paz. Te sentirás parte de un pacto secreto con nuestro planeta, de una realidad que va mucho más allá de la tecnología, los atascos y las luces de neón, de un homenaje al bello lugar en el que habitamos y al que tanto maltratamos.

Además de ser una maravilla para todo viajero, el puente del Diablo es una delicia para los amantes de la fotografía, que tendrán la oportunidad de tomar la instantánea de sus vidas. Allí no se necesita Photoshop, no hay retoques o filtros que valgan, puesto que la belleza y la espectacularidad están más que garantizadas. Si en Otoño, con las tonalidades doradas de su follaje, la imagen es embriagadora, en primavera la vegetación posee un brillo especial, en verano la luz es insuperable y en invierno, si tienes suerte, puedes captar el paisaje nevado más bello de la historia. Cualquier momento, cualquier época, cualquier instante es bueno para visitar esta maravilla secreta de Europa.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.