EL FASCINANTE DESIERTO DE LAS TIERRAS BALDÍAS

EL FASCINANTE DESIERTO DE LAS TIERRAS BALDÍAS

La paz y la soledad de un lugar remoto

Un paraíso desértico ideal para los amantes de la naturaleza, y para los que andar es una de sus prioridades.

Cuando llegas a Bisti Badlands, es como si llegaras a un mundo desconocido, como de otro planeta. A un mundo desconocido, lleno de piedras y de rocas de extrañas formas que fascina.

Poco visitado este lugar es simplemente, mágico y colorido, una extensión de montículos ondulantes y de rocas erosionadas escondida en el alto desierto de la cuenca de San Juan en Nuevo México.

Un auténtico paraíso, de esos que hay que descubrir, ideal para los amantes de la naturaleza, y para los que andar es una de sus prioridades. Senderismo por cerros negros y rojos, entre troncos petrificados y restos de fósiles de dinosaurios que vivieron en esta antigua y extinta selva tropical hace más de 70 millones de años. En algunos troncos de madera petrificada, se puede ver la corteza de los árboles fosilizados, incluso los anillos de crecimiento.

Andar pisando “Clinker” un brillante vidrio que tintinea en el suelo y que se formó en algún momento de la historia cuando los yacimientos de carbón de las badlands, o tierras baldías, se encendieron quemándose durante siglos.

Aquí no sobrevive ni un alma, pero si nosotros, solos, lejos de todo, en la inmensidad. Si decides adentrarte en este lugar remoto llamado por los indios Navajos, Bisti Badlands, serás la única persona en kilómetros a la redonda. Pero tranquilo, porque es tan increíble perderse por aquí que compensa. Como se trata de una formación de tierras bajas muy abierta y con poca vegetación, no hay senderos. Puedes caminar en cualquier dirección para explorar. Pero recuerda hacer un seguimiento del entorno para encontrar el camino de regreso a tu vehículo.

Las ciudades grandes más cercanas con hoteles, cerca de las tierras bajas de Bisti, son Bloomfield a 77 kilómetros de distancia y Farmington a 56 kilómetros, aunque acampar en el desierto es una experiencia gratificante. Eso sí, no hay fuentes de agua, así que no olvides llevarte lo necesario y toda el agua que puedas necesitar para este viaje. Y no te olvides del protector solar.

El área natural de Bisti está cerrada a los vehículos, incluidas las bicicletas de montaña, y por supuesto está prohibido hacer fogatas, recoger fósiles o madera petrificada, la escalada e incluso viajar en grupos de más de ocho personas. La Oficina de Administración de Tierras administra el Bisti y se esfuerza por mantenerlo como un desierto. Hay que cuidar el entorno.

Puedes perderte en este desierto en cualquier época del año y caminar por el corazón de la zona disfrutando de las esculturas de roca y de las colinas de color óxido. Puedes examinar los fósiles, especialmente la madera petrificada, y experimentar una sensación de soledad, ya que el Bisti, solo atrae a un total de unos 2.000 visitantes durante todo el año. El impresionante paisaje cubierto de extrañas y ondulantes formas hechas de arenisca y de pizarra de colores es sobrecogedor, árido y carece casi completamente de vegetación.

Coge tu mochila y acampa allí durante la noche. La Vía Láctea a tu entera disposición, te verás arropado por un manto de estrellas.

Bisti Badlands, más conocido como el desierto de Bisti, es sin ninguna duda, lo más cerca que estarás de un supuesto mundo alienígena aquí en la Tierra.

La Reserva Natural de Bisti es uno de los lugares más bellos del suroeste de Estados Unidos. Un paisaje impresionante, en el que encontrarás paz y soledad. Un lugar en el que parece que el tiempo se detiene. Solo tienes que acercarte y disfrutarlo. Más información: Bisti Badlands

También te puede interesar

Criaturas fantásticas te esperan en el desierto

Los fascinantes Castillos Del Desierto

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.