UN FASCINANTE PARQUE NACIONAL AL NORTE DE CALIFORNIA

UN FASCINANTE PARQUE NACIONAL AL NORTE DE CALIFORNIA

Explora, e incluso escala, un volcán aún activo

Vive una fascinante aventura descubriendo los mejores rincones de este mágico y volcánico lugar, un parque nacional para amantes de las actividades al aire libre.

El Parque Nacional Volcánico Lassen es un lugar increíble. Al norte del estado de California, desconocido y remoto, aquí encontrarás rugientes fumarolas, vapores de vapor y de gas volcánico, ollas de barro, piscinas hirvientes y tierra humeante. Cualquiera diría que nos encontramos en un planeta extraño, o en un paraíso en el infierno. En este fascinante parque hay un volcán, el Pico Lassen, que entró en erupción por última vez en mayo de 1914 y estuvo activo durante tres años. Hoy, las cosas se han calmado y los senderos y los miradores permiten observarlo sin riesgos y aprender sobre su actividad volcánica. Pero tienes que saber que este volcán sigue activo, y tiene potencial para que en el haya nuevas erupciones.

En el parque, una maravilla para los amantes de la naturaleza, hay también kilómetros de densos bosques y lagos cristalinos que merece la pena visitar. Por seguridad, hay que permanecer en los senderos señalizados, ya que el suelo en las áreas hidrotermales aunque parezca sólido, es en realidad una fina corteza que oculta piscinas de agua hirviendo.

Fumarola | Parque Nacional Volcánico Lassen

Si optas por escalar el volcán, que supone una subida enérgica pero no técnica, comienza temprano por la mañana para evitar el calor, y no olvides llevar agua y un sombrero para cubrirte del sol. El sendero comienza con una pendiente aparentemente fácil, pero se hace más empinada a medida que se deja a los árboles atrás. Llegarás a la primera cima a través de una serie de caminos en zigzag con vistas que dan vértigo. Para visitar el cráter del Lassen propiamente dicho, avanza un poco más hasta la segunda cima del pico.

La zona alrededor del pico Lassen sigue activa con fenómenos como aguas termales y fumarolas y es uno de los pocos lugares del planeta que tiene cuatro tipos de volcanes.

Bumpass Hell es la mayor área hidrotermal del parque a la que se puede llegar con una caminata de 3 millas de ida y vuelta. Un paseo habilitado nos acerca a la zona de barros burbujeantes, piscinas y respiraderos de vapor rugiente, y a la caldera Big Boiler. El término “hell”que significa infierno, en Bumpass Hell es muy acertado. Aquí, puedes ver la geología en acción: manantiales y ollas de lodo hirvientes, bocas de vapor que sisean y fumarolas que rugen. El pionero Kendall Vanhook Bumpass fue el desafortunado explorador que tropezó, literalmente, con estas formas hidrotermales en la década de 1860: parte de su descubrimiento se debió a que cayó en un charco hirviendo y se quemó la pierna. Hoy, ya no hay de que preocuparse, un sendero fácil y bien marcado delimita el sitio geotermal. Las pasarelas de Bumpass Hell te permiten caminar con seguridad alrededor de los baños de lodo.

Bumpass Hell | Parque Nacional Volcánico Lassen

Sulphur Works es una antigua mina de azufre colorida de fácil acceso y repleta de actividad geotermal. El vapor aquí sube hacia el cielo y los minerales de la arcilla salpican y crean una paleta de colores rojo, naranja y amarillo

Encontrarás un corto camino interpretativo que da vueltas entre las bocas de vapor oloroso, las bocas estrepitosas llamadas fumarolas y baños de lodo burbujeantes. La olla de lodo más grande, de alrededor de un metro y medio de ancho, se encuentra justo al lado de la pasarela. Sulphur Works tuvo una larga historia comercial antes de que pasara a formar parte del parque nacional. Un empresario austríaco comenzó la extracción de azufre en 1865, pero, cuando la demanda de azufre disminuyó, el empresario se dedicó al turismo. “Supan’s Springs” se convirtió en el lugar para disfrutar de un baño mineral caliente. Era tan popular que, para 1941, este lugar tenía una gasolinera, un comedor, baños termales y un gran restaurante llamado The Sulphur Works Inn.

Terminal Geyser es un gigantesco respiradero de vapor. Y aunque no se trata de un verdadero géiser, este vapor de chorro que se encuentra en el medio de un arroyo, ofrece un espectáculo espectacular.

Y Cold Boiling Lake es un pintoresco lago donde las burbujas de agua fría suben como si de una botella de agua con gas se tratara. El vapor se levanta en el lago rodeado por el suelo rojo alterado térmicamente.

En el Parque encontrarás zonas para acampar, pero existe también un rancho, un refugio llamado Drakesbad Guest Ranch. Se encuentra en un valle de montaña exuberante dentro de caminatas cortas de humeantes fumarolas, burbujeantes barros y muchas fascinantes maravillas hidrotermales.

Más información: Parque Nacional Volcánico Lassen

Abierto todo el año, el Centro de Visitantes Kohm Yah-mah-nee es el lugar ideal para planificar tu visita a Lassen Volcanic. Sumérgete en las maravillas naturales de Lassen dando un paseo por su sala de exposiciones y aprende más sobre la naturaleza volcánica del parque.

Si eres un amante de los volcanes, o viajas con los más pequeños, este parque es una auténtica maravilla. No te lo pierdas.

Más información: Visit California

También te puede interesar

El fascinante espectáculo de la naturaleza

Selva y volcanes, viajamos a Isla Reunión

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.