Más alto todavía:

Más alto todavía:

Así son de impresionantes los 10 rascacielos más altos del mundo

Si piensas en caminar 400 metros, no te da ni media pereza. Pero si piensas en elevarte 400 metros la cosa cambia.

Burj Khalifa, Dubái, Emiratos Árabes
Burj Khalifa, Dubái, Emiratos Árabes | Anthony Bond

No es lo mismo una distancia en horizontal que en vertical. Nunca. Pero 400 metros no son nada tampoco con las cotas que han alcanzado los rascacielos más altos del mundo, una forma de conquistar el cielo. O de aprovechar el suelo.

En el mundo hay 24 rascacielos que superan los 400 metros. De hecho el 25 mide 392 metros y, para que te hagas una idea de la altura, tiene 88 plantas. Es el 23 Marina de Dubai. El Empire State Building de Nueva York, al que todo el mundo sube, mide 381 metros. Otro clásico, el Edificio Chrysler, alcanza los 319 metros y las torres Petronas, que nos estremecen a todos, 452 metros. Y ninguno de estos cuatro están entre los 10 rascacielos más altos del mundo.

Y derribando otro mito: los Emiratos Árabes tienen la fama y China carda la lana. De los 20 más altos, 12 están en China, 5 en Estados Unidos y sólo 4 en Emiratos Árabes. Ese es el poderío de China. Pero ¿cuáles son los 10 más altos y dónde están? Sólo uno de los Emiratos Árabes en la lista de los diez, para que veas. Vamos a descubrirlos.

10 / ICC, International Commerce Centre. Hong Kong, China

Terminado en 2010, el ICC alcanza una altura nada despreciable de 484 metros de altura sobre los 7,3 millones de habitantes de Hong Kong que no cabrían de ningún modo en sus impresionantes 274.064 metros cuadrados y sus 108 plantas. El proyecto arquitectónico de este rascacielos es Kohn Pedersen Fox Associates, una firma de arquitectos que tiene su sede principal en Nueva York pero que, claro, tiene sede también en Hong Kong. Pero no en el ICC.

ICC, International Commerce Centre. Hong Kong, China | thousandwonders.net

9 / Shanghai World Financial Center, Shanghái, China

Con 492 metros de altura, el Shanghai World Financial Center es alto y curioso. Lo que parece un asa como para llevárselo a otro lado es en realidad una abertura para darle salida a las presiones de los vientos que soporta este edificio. Su construcción terminó en 2008 y costó la barbaridad de 850 millones de dólares. Como para que se lo lleve un vendaval cualquiera, vamos. También es de Kohn Pedersen Fox Associates, aunque para este se asociaron con los japoneses Irie Miyake Architects y otros dos estudios de arquitectura chinos. Probablemente sus 381.600 metros cuadrados sean demasiados para un sólo cuerpo. A pesarle esto cuenta tan sólo con 101 plantas, 7 menos que el anterior.

Shanghai World Financial Center, Shanghái, China | Protenders

8 / Taipei 101, Taipéi, China.

Ah! El Taipei 101. Ese rascacielos pagoda. Acostumbrados como estamos a esas superficies lisas, el Taipei 101 tiene esa forma tan oriental, tan especial, que es inconfundible. Alcanza los 508 metros, pero la azotea está a 448. Nosotros no nos subimos a las antenas, bastante con el último piso. Tiene sólo 198.347 metros cuadrados y 101 plantas sin contar las que están bajo tierra. Cuando se inauguró en 2003 se convirtió en el más alto del mundo. Le duró el record 7 años. Pero sigue ostentando otro record curioso, la velocidad de su ascensor capaz de llegar del piso 5 al 101 en 37 segundos con 30 personas. Y otra curiosidad, en su interior, a la altura del piso 92, tiene una inmensa bola de 680 toneladas hecha con planchas metálicas. Es un amortiguador de masa. ¿Para qué? Pues para que el edificio soporte los vientos de 450 km/h y escalofriantes terremotos de hasta 7 grados. Vértigo todo y sólo estamos en el 8.

Taipei 101, Taipéi, China. | Taipei 101

7 / CTF Finance Centre, Guangzhou, China

Un salto en metros arriba lo de el CTF Finance Centre en Guangzhou o Cantón. 530 metros hacia arriba en los que se ha ganado un espacio al aire de 398.000 metros cuadrados. Y sus arquitectos son… sí! Kohn Pedersen Fox Associates de nuevo. Para esta torre infinita, nuestros ya conocidos arquitectos decidieron que si no era lo suficientemente alta deberían reforzar sus líneas para que lo pareciera. Y la verdad, lo parece, aunque sigue estando en el séptimo puesto. Tienen 111 plantas, un número mágico. Y la no desdeñable cifra de 86 ascensores. Subir es fácil. A sus pies se mueven diariamente cerca de 47.000.000 de personas. No a sus pies directamente, pero desde lo alto de sus 530 metros se puede ver todo la ciudad y los suburbios de Delta del Rio de las Perlas. Y entre uno y otro, eso, 47 millones de habitantes. No sé si me da más vértigo la altura o tanta gente.

CTF Finance Centre, Guangzhou, China | Dezeen

6 / One World Trade Center, Nueva York, Estados Unidos

Y salimos de Asia, por fin. En el lugar que ocuparon las míticas Torres Gemelas en Nueva York se levanta desde noviembre de 2014 el One World Trade Center, con 541,3 metros. Esos 30 centímetros finales son los más estremecedores. Supera en 124 metros la altura de sus sucesoras, que alcanzaban los 417 metros. Bueno, en realidad aquí hay trampa. En realidad mide lo mismo que las Torres Gemelas. Tan sólo 417 metros. Pero en todos los rankings se le permite la cosa de añadirle la altura de una soberbia antena, por deferencia, entendemos. El caso es que no deja de ser espectacular Nueva York. Manhattan, desde su azotea. Un escándalo. Y no, no es un proyecto de Kohn Pedersen Fox Associates. Todos recordamos las idas y venidas de propuestas y proyectos hasta que finalmente lo hicieron Daniel Libeskind y David Childs. Un mano a mano para gastarse 3.900 millones de dólares en 352.279 metros cuadrados.

One World Trade Center, Nueva York, Estados Unidos | usatipps

5 / Lotte World Tower, Seúl, Corea del Sur

Desafiante. Así es la torre Lotte World. Si con sus 556 metros no se ve desde Pionyang, la capital de Core del Norte, seguro que desde la cercana frontera sí. De hecho la frontera está a 50 nimios kilómetros. Así que es un desafío. De hecho por su aspecto parece hasta orgullosa. Y luego está su aspecto de nave interestelar aparcada en medio de Seúl y preparada para despegar llevándose consigo una pequeña parte de los 25 millones de habitantes del área metropolitana, 16.300 habitantes por kilómetro cuadrado, juntitos. Y aun así no caben en los 304.000 metros cuadrados de la Lotte World Tower. Y sí, repetimos, también es obra de Kohn Pedersen Fox. Esta de 2017.

Lotte World Tower, Seúl, Corea del Sur | seoluspace.co.kr

4 / Ping An Finance Center, Shenzhen, China

Kohn Pedersen Fox, de nuevo, por supuesto. Y China otra vez, claro. Esta ves rozando los 600 metros, 599 exactamente. el Ping An Finance Center ocupa un merecido cuatro lugar. 33 metros más que la Lotter World Tower. La última planta observa los 6000 años de historia de una ciudad de nada más que 1991 kilómetros cuadrados. Piensa que si sus 495.525 metros cuadrados distribuidos en 115 plantas se pusieran a un mismo nivel harían sobra a casi un cuarto de la ciudad. Una locura. Claro que la sobra alargada de un rascacielos de casi 600 metros llega lejos. Realmente lejos. Es un encargo de una aseguradora china, la Ping An. De ahí su nombre. Los seguros dan para mucho.

Ping An Finance Center, Shenzhen, China | MisterFoley - Flickr

3 / Abraj Al Bait, La Meca, Arabia Saudí

No es sólo el tercer rascacielos más alto del mundo, es una locura de dimensiones en todas direcciones. Más de 1 millón y medio de metros cuadrados en total. Abraj Al Bait es una torre y un conjunto de edificios. Está junto a la Kaaba de La Meca a la que todo musulmán debe peregrinar al menos una vez en la vida. Inmediatamente al lado. Tan cerca que desde según que habitaciones se puede ver perfectamente la Kaaba y la marea humana entorno al complejo. De hecho este conjunto de edificios está pensado básicamente para dar cabida a la peregrinación. La torre más alta, por ejemplo, tiene el honor de ser además el hotel más alto del mundo. Y el más grande. El más más, vamos. Un hotel de cinco estrellas con capacidad para dos millones de personas. Otra locura de medidas. Y para colmo dos medidas más, la media luna que corona la antena mide 23 metros. 23 ni más ni menos. Y el reloj de la torre bate otro record, el de ser el más grande del mundo y el más alto, 43 metro de diámetro a casi seiscientos metros de altura. Si estás a menos de 25 kilometros, ves la hora y los minutos. Grande todo. Aquí nuestros amigos no han tenido nada que ver.

Abraj Al Bait, La Meca, Arabia Saudí | Pinterest

2 / Torre de Shanghái, Shanghái, China

Muy muy cerquita de la Shanghai World Financial Center, que vimos en el puesto número 9 (la del asa), está la Torre de Shanghai. 31 metros más que el Abra Al Bait y con un estilo más moderno y sofisticado. Tampoco en esta tienen nada que ver KPF, un respiro. La Torre de Shanghái parece retorcerse sobre si misma. De hecho lo hace su fachada de cristal, pero sólo su fachada. Y es curiosa porque esa forma retorcida añade a la torre una resistencia mayor al viento al tiempo que mantiene un microclima en el interior. Pero el interior es especial. En realidad lo que vemos fuera es sólo una especie de exoesqueleto porque en su interior no hay uno si no nueve edificios. Tal cual. Y todo muy sostenible para sus 420.000 metros cuadrados de superficie que alcanzan los 632 metros de altura.

Torre de Shanghái, Shanghái, China | du.gensler.com

1 / Burj Khalifa, Dubái, Emiratos Árabes

Y en el primer puesto, y a pesar de lo que os contábamos al principio de que China carda la lana, la verdad es que los Emiratos Árabes pueden presumir de tener en Dubai el rascacielos más alto del mundo. Y tan alto. De hecho le saca a su competidor más cercano ni más ni menos que 196 metros hasta alcanzar la espectacular altura de 828 metros. De hecho el diseño original fue creciendo y creciendo a medida que avanzaba el tiempo desde unos 570 metros de altura originales que ya le habrían otorgado un puesto en este ranking hasta su altura actual, que no se supo hasta terminada la obra. Es más, cuando midieron el edificio finalmente tenía 10 metros más de lo estimado. ¿Cómo? Pues vaya usted a saber si por esas cosas de alarga la antena para llegar más lejos. Eso sí, con esa altura también gana en plantas, 163 en total para 309.473 metros cuadrados. No es el más grande de todos, los hay con más metros, pero piensa en su forma y te darás cuenta de que las plantas, a medida que subes, se reducen. No, esta tampoco es de nuestros amigos de KPF. Ganan otros, por ahora.

Burj Khalifa, Dubái, Emiratos Árabes | arcadis.com

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.