LA ESTACIÓN MÁS AL SUR DE ESPAÑA

LA ESTACIÓN MÁS AL SUR DE ESPAÑA

10 razones para disfrutar este año de Sierra Nevada

La estación andaluza vuelve a convertirse esta temporada en una de las favoritas de los esquiadores. Sus prestaciones, así como su situación privilegiada siguen siendo dos de sus máximos atractivos. Te cargamos de motivos para no dejar de visitarla este invierno.

Sierra Nevada permite practicar esquí en familia, mientras se disfruta del sol y se admira la costa mediterránea. Esta frase resume muchas de las ventajas de acercarse a esta estación. La cercanía a Granada (sólo 32 km) es también un gran aliciente para disfrutar de una visita a la ciudad además de las jornadas de esquí. Pero vamos a enumerar hasta 10 razones por las cuales hay que disfrutar este año de Sierra Nevada.

Primera: La estación de Sierra Nevada está en la provincia de Granada, en los términos municipales de Monachil y de Dílar. Localizada en el Sistema Penibético, sus pistas están dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco y Reserva Nacional de Caza. Es por tanto un entorno privilegiado en pleno contacto con la naturaleza: aunque uno no practique esquí o snowboard merece la pena la subida para disfrutar de las magníficas vistas.

Segunda: Es la estación de esquí más meridional y de mayor altitud de España. Esta situación privilegiada hace que goce de un clima muy agradable y de muchos días de sol en invierno, es una delicia deslizarse por las pistas mientras el sol te acaricia la cara. Para los más atrevidos se recomienda la subida a las pistas de la Laguna y el Veleta, su desnivel es tan grande que en los días soleados es posible divisar el mar y la costa mediterránea, una vista espectacular mientras se esquía.

Tercera: Dispone de unas modernas y acogedoras instalaciones para la práctica de deportes de invierno: 106 kilómetros de pistas balizadas, 124 pistas cuyos niveles de dificultad van del verde al negro y también pistas para la práctica de snow. Otra ventaja es que el desnivel esquiable es de 1.200 metros (el mayor de España). Además hay a su disposición 400 profesores para ayudar a los no iniciados en la práctica del esquí: no hay excusa para no intentarlo.

Cuarta: Es posible practicar el esquí nocturno, una experiencia fantástica bajo la bóveda estrellada de Sierra Nevada, para los que busquen emociones diferentes e intensas.

Quinta: Existen gran cantidad de actividades après ski, lo que permite prolongar la diversión después de una jornada de deporte. Hay sesiones de cine, patinaje sobre hielo, paseos en trineo, infinidad de tiendas, discotecas y bares que hacen posible el ocio y la relación con otros visitantes de la instalación.

Sexta: Darse el gusto de probar la gastronomía típica granadina. Imprescindible degustar el jamón de Trevélez, típico de la sierra de Granada. En la época invernal es muy apetecible recuperar energía tomando una olla de San Antón, cocido típico de la época de matanza y que tiene como ingredientes principales, además de partes del cerdo, habas secas, judías, arroz y morcilla, o alternarlo con otro cocido típico de la zona como es el potaje gitano.

Séptima: La proximidad del mar. Motril se encuentra a sólo 100 kilómetros, por tanto en poco más de una hora podemos pasar de estar en alta montaña a bajar al nivel del mar. La vista de la costa mediterránea en invierno es también una exquisitez.

Octava: La posibilidad de conocer la Granada invernal; porque en Granada cuando hace frío está frío, no es como en otras provincias andaluzas dónde sólo bajan un poco las temperaturas en la estación de invierno, y si tenemos la posibilidad de ver la estampa de la ciudad nevada será una imagen inolvidable.

Novena: Visitar la Granada monumental: su catedral, construida poco después de la Reconquista por los Reyes Católicos sobre la Gran Mezquita Nazarí; la Capilla Real de Granada, que es el edificio gótico más importante de la ciudad; el Albaicín, barrio de origen andalusí que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco o el Sacromonte, conocido por ser el antiguo barrio de gitanos y está lleno de cuevas encaladas.

Décima: La imprescindible visita a la Alhambra y el Generalife. La ciudad palatina nazarí fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 y es sin duda el monumento más emblemático de Granada; si se dispone de tiempo suficiente sería muy deseable verla también en la noche, el espectáculo lo merece.

Estas son sólo diez de las razones para hacer de Sierra Nevada un destino imprescindible en estas fechas.

Más información:
Estación de esquí de Sierra Nevada
Turismo de Andalucía

Vídeo: 'Sierra Nevada, un gran desnivel'. Copyright: Est. Sierra Nevada.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.