SECRETOS DE ISLANDIA

SECRETOS DE ISLANDIA

Perlan, el restaurante esférico más impresionante del mundo

Su forma redonda y blanca lo asemejan a una perla, pero una muy especial, que alberga un restaurante giratorio que permite las mejores vistas de Reikiavik. Imposible no enamorarse del sol de Medianoche desde el increíble Perlanen.

Situado sobre la colina de Öskjuhlíð, donde desde hace décadas se almacena el agua caliente de origen geotérmico de la ciudad, el edificio Perlanen es una visita obligada en Reikiavik. Perlan significa 'perla' en islandés, y el nombre le va muy bien a esta estructura blanca de arquitectura vanguardista que alberga uno de los restaurantes más singulares y exquisitos del país.

De aire futurista, con cúpulas de vidrio translucido, y sobre los seis tanques de aluminio que almacenan el agua caliente que abastece a la capital, el edificio alberga comercios, un museo y un espacio para exhibiciones, un mirador panorámico y el restaurante giratorio de cristal más singular de Reikiavik en la parte superior. Este gira 360 grados cada 2 horas, por lo que desde la mesa, en el piso 8, se ve el horizonte de la ciudad, el aeropuerto y las montañas al otro lado de la bahía; todo sin tener que girar la cabeza ni una sola vez. Y no solo eso, sino que además, en las noches claras del invierno, hasta es posible cenar con un espectáculo adicional, el de la aurora boreal.

Los platos son exquisitos. La magnífica arquitectura y las vistas no son los únicos atractivos del restaurante Perlan. Los chefs están entre los mejores de Islandia y solo sirven los mejores productos de temporada. La carta, de inspiración francesa, cuenta con platos tan variados como el carpaccio de buey a la sopa de langostinos o la pechuga de pato sobre berenjena, zanahoria, patata y mantequilla, y con postres como mousse de chocolate, mandarina y chocolate negro. Y para los veganos, filetes de alcachofa de Jerusalén, col roja y rúcula o crema de champiñones, y de postre helado de almendra y limón.
Lujo pero a precios asequibles, un menú de cuatro platos cuesta alrededor de 60 euros. En Perlan te sentirás como un auténtico rey. Y en la parte superior del restaurante, hay un bar de cócteles íntimo estupendo para terminar la velada.

Además del restaurante, en el cuarto piso de la Perla hay una cafetería con vistas que sirve deliciosos panes, pasteles de café, crepes, sándwiches, pizzas, sopas, ensaladas y pastas. Para tomar algo rápido. Y cuando termines, puedes salir al mirador panorámico para disfrutar de una de las mejores vistas de Reikiavik. En la terraza hay telescopios en cada una de las seis esquinas con descripciones de Islandia en inglés, noruego, alemán y francés. También hay un géiser artificial en el terreno, que se activa a intervalos regulares.

La altura de la estructura es de 25,7 metros y hay, nada más y nada menos que, 1.176 cristales en las ventanas, 58 reflectores para iluminar el exterior, luces fluorescentes que iluminan la cubierta de la visión. Y 942 bombillas que crean el "cielo estrella" dentro de la cúpula. El edificio abre todos los días a partir de la 10 h.

La Perla es una magnífica estructura. Una cúpula de cristal llamada con razón perla. En la colina Öskjuhlíð se han plantado más de 176.000 árboles, uno de los bosques más queridos de la ciudad. Las rutas para bicicletas y senderistas son agradables y muy frecuentadas, un pequeño oasis para relajarse y disfrutar de la naturaleza muy cerquita de la capital.

Hoy os proponemos un viaje muy especial a la capital de Islandia para cenar en uno de los restaurantes más espectaculares de la ciudad. Cocina creativa bajo las estrellas ideal para disfrutar en pareja.

Más información:
Perlan

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.