MONUMENTO DE NAVARRA

MONUMENTO DE NAVARRA

10 cosas que no sabías del castillo de Olite

Es uno de los monumentos más visitados de Navarra y de los que más llaman la atención por su perfecto estado. El castillo que nos transporta a la Edad Media esconde tantos secretos como almenas tiene su perfil.

1. Se hizo para presumir. Normalmente, los castillos tienen un carácter defensivo, pero no es el caso del de Olite. Fue mandado a construir por el rey navarro Carlos III El Noble, que quería que fuera su obra cumbre, levantado para que fuera admirado y demostrar su poderío económico, ya que fue todo un derroche para la época.

2. Se habla de él en el British Museum. La galería más famosa de Londres expone, además del Partenón de la Acrópolis y otras mil maravillas, un diario de un viajero alemán del siglo XV en el que escribió que “no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas como el castillo de Olite”.

3. Son dos palacios y no un castillo. Aun se mantienen separados, aunque están construidos uno junto al otro. Por un lado, el llamado Palacio Nuevo, que es del siglo XIV y que fue reconstruido durante el siglo pasado. Por otro, el que ocupa ahora mismo el Parador de Turismo, que es una zona del siglo XII del que solo se conservan tal cual los muros y las torres.

4. Albergó un zoológico. Al igual que muchos nobles de la época, el Príncipe de Viana, nieto de Carlos III, quería coleccionar animales exóticos y de caza de todos los lugares conocidos del planeta. En el caso del palacio navarro, creó espacios para leones, camellos, jirafas...

5. Tiene una nevera medieval. Si paseamos por los jardines o si nos asomamos por la torre Ochavada, veremos una estructura con forma de media esfera gigante, creada con piedras. Se trata de un pozo de hielo, o lo que es lo mismo: una nevera medieval en donde se conservaban los alimentos como ocurre ahora con el frigorífico. La diferencia es que allí se usaban capas de nieve. La tapa es lo que vemos, y bajo ella un poco de ocho metros de profundidad.

Castillo de Olite

6. Dimensiones de infarto. Solo el castillo ocupa un tercio del casco histórico medieval de todo el pueblo de Olite. Normal que esté considerado como uno de los conjuntos civiles góticos más interesantes de Europa.

7. Fue sacrificado. Lo hizo el general español Espoz y Mina, que no quería que las tropas francesas se pudieran hacer fuertes allí. Mandó incendiarlo y quedó prácticamente destruido en 1813. Un siglo después, fue adquirido por la Diputación Foral de Navarra y comienzan los estudios para su restauración, que comenzaría varias décadas después.

8. El ascenso es centenario. E incluso más, porque hay que subir 133 peldaños para conseguir tener la oportunidad de ver las mejores vistas: las que se obtienen desde la Torre del Homenaje del conjunto, que se levanta a 40 metros de altura. Se divisa toda la región del sur de Navarra e incluso parte de La Rioja Baja.

9. Tiene jardines verticales. El diseño se inspiró en los míticos jardines de Babilonia para crear todo un vergel que trepara por uno de los muros del castillo, una característica que aun hoy se mantiene. Llegó a estar a 20 metros del suelo, con plantas y flores de todo el mundo. Para que el patio no se hundiera por el peso, se ordenó levantar una sala de arcos subterránea como contrafuerte: la conocida como sala de los Arcos.

10. Revive cual ave fénix. Cada año, el castillo es el lugar en el que se celebran mercadillos medievales, festivales de música sacra y de todo tipo, actividades varias... que permiten revivir el espíritu de la época en la que fue construido. Con o sin disfraces de aquellos siglos, es como viajar en el tiempo.

Más información:
Turismo de Olite
Turismo de Navarra

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.