GASTRONOMÍA EN MINIATURA

GASTRONOMÍA EN MINIATURA

Las 7 calles de tapas más emblemáticas de España

En España hay lugares donde la tapa es una costumbre obligada, y en algunas localidades calles enteras de bares cumplen con este ritual y se han hecho populares por ello. Vamos a hacer un recorrido por siete de las más emblemáticas a lo largo de nuestro territorio.

Calle del Laurel, en el centro de Logroño
Calle del Laurel, en el centro de Logroño | Instagram

España es el país de la tapa, es costumbre que en los bares se sirva un pequeño aperitivo acompañando la bebida (alcohólica o no). Una forma de degustar las delicias gastronómicas que tenemos, en pequeñas porciones, una cocina en miniatura con la que nos agasajan los hosteleros.

El origen de la tapa en España tiene varias teorías: según una de ellas, se usaba por un lado una loncha de embutido para tapar los vasos y evitar así la entrada de los mosquitos; según otra teoría, el rey Alfonso X, cansado de los accidentes provocados por la ebriedad de los carreteros, ordenó que en cada tasca se sirviera una porción de comida con cada copa de vino para minimizar los riesgos del alcohol.

Rua do Franco (Santiago de Compostela)

1. Rúa do Franco (Santiago de Compostela). Santiago es una ciudad con un maravilloso patrimonio arquitectónico, cultural, pero también posee una deliciosa gastronomía que podremos degustar tanto en los elegantes restaurantes como en las tascas más populares. Muy cerca de la plaza del Obradoiro encontramos el entramado de calles del barrio antiguo; una de ellas es la Rúa do Franco, en cuyos bajos se encuentran innumerables bares y tascas tradicionales donde poder degustar en generosas tapas desde el famoso pulpo a feira a los sabrosos mejillones. En alguno de ellos aún se sirve el vino de la casa en tazas en vez de vasos, como se hacía tradicionalmente.

Calle del Laurel (Logroño)

2. Calle del Laurel (Logroño). Es una de las calles del casco antiguo de la ciudad conocida por ser el mejor lugar de tapeo. En sus menos de doscientos metros podemos encontrar más de 65 bares y tasquitas. Es costumbre que cada una de ellas tenga un par de especialidades a escoger, eso nos permite ir disfrutando en cada parada de una delicia distinta. Se sirven desde el champiñón, el pincho moruno, la tortilla de patatas y la oreja a otros con nombre propio como: el matrimonio, los rotos o el cojonudo, siempre acompañadas del vino de la región. Una anécdota de esta calle es que se la conoce como la Senda de los Elefantes, ya que todo el mundo sale trompa y a cuatro patas.

Calle Pizarro de Cáceres

3. Calle Pizarro (Cáceres). Es una de las calles más tradicionales de la ciudad y circunvala la muralla. Es muy conocida por sus famosos bares y es lugar de tapeo habitual. Es un lugar muy frecuentado por la proximidad al casco antiguo, lo que también ha hecho que sea un lugar muy cuidado. Los fines de semana el ambiente comienza al mediodía con el tradicional aperitivo y se prolonga hasta la madrugada con las copas de después de cenar.

Calle de la Cava Baja (Madrid)

4. Cava Baja (Madrid). Es una de las calles más emblemáticas para el tapeo de Madrid y está situada en el barrio de La Latina. Su solera gastronómica viene de su proximidad a los mercados de la Cebada y de San Miguel, ya desde el siglo XV tenía gran trasiego de carreteros y vendedores que venían a colocar sus productos y buscar un sitio donde comer y pernoctar. Siguen existiendo las casas de comidas más antiguas de Madrid: la de la Villa (1642), la del Segoviano (1720, hoy es el mítico restaurante Casa Lucio) o la Posada del Dragón (1868, hoy reconvertida en hotel.) Un lugar imprescindible para palpar el ambiente de la ciudad.

Calle 31 de Agosto en San Sebastián

5. Calle 31 de Agosto (San Sebastián). Esta calle tiene historia: es la única calle que sobrevivió al incendio que devastó la ciudad en 1813 durante las Guerras Napoleónicas. Actualmente es un enclave lleno de vida en la zona antigua de la ciudad, donde tapear y degustar los deliciosos y tradicionales pintxos que son el emblema de San Sebastián. Incluso el New York Times la ha seleccionado como una de las 12 mejores rutas turísticas europeas para pasear y comer.

Calle Sombrerería (Burgos)

6. Calle Sombrerería (Burgos). Es una mítica calle de tapeo en la capital burgalesa y debe su nombre a la cantidad de tiendas de sombreros que durante el siglo XIX se establecieron en ella; aún hoy queda la mítica sombrerería Teodoro, entrar en ella es un viaje en el tiempo. En la actualidad está llena de bares de tapas donde por muy buenos precios podemos degustar con cada vaso un pincho tradicional: champiñones, croquetas, tortilla, bravas y, por supuesto, la imprescindible morcilla de arroz.

Calle Navas (Granada)

7. Calle Navas (Granada). Granada es uno de los mejores lugares de Andalucía y también de España donde disfrutar de las tapas, esas que generosamente regala el tabernero con una de nuestras consumiciones; por una media de 2 euros podemos tomar consumición y abundante tapa. La calle Navas es una de las calles más emblemáticas de Granada para tapear, y si las de regalo son abundantes las que se piden para compartir son de proporciones enormes y deliciosas al paladar. Un lugar siempre animado desde el mediodía hasta la noche para beber, comer y pasar un rato entre amigos.

La mejor forma de conocer nuestras ciudades y nuestra idiosincrasia es compartir los momentos de ocio y la gastronomía. Tapear es un deleite para la vista y el gusto y también una tradición que recorre todo el territorio español.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.