BLANCOS PAISAJES, FESTIVALES, AGUAS TERMALES, ESTACIONES DE MONTAÑA Y LA MEJOR GASTRONOMÍA JAPONESA

BLANCOS PAISAJES, FESTIVALES, AGUAS TERMALES, ESTACIONES DE MONTAÑA Y LA MEJOR GASTRONOMÍA JAPONESA

Vivir el invierno en Japón

Japón es el segundo país del mundo con más estaciones de esquí que cuentan, en su mayoría con tradicionales onsen, aguas termales en las que relajarse tras una jornada deportiva.

Ya llega el invierno a Japón, y es más que probable que no sepas, que el país se convierte en uno de los destinos preferidos para los aficionados al esquí, el snowboard y para los amantes de la nieve. Japón es el segundo país del mundo con más estaciones de esquí, solo por detrás de Estados Unidos, y cuenta con más de 600 estaciones para practicar deportes de invierno.

Además, las intensas nevadas dejan paisajes de gran belleza, y es también uno de los mejores momentos del año para disfrutar de tradicionales platos calientes de temporada.

Desde la isla de Hokkaido, en el norte, donde caen siempre los primeros copos, hasta la meridional Kyushu, hay miles de rincones que puedes descubrir en invierno. Estaciones de esquí, la mayoría con tradicionales onsen, que son fuentes de aguas termales, en los que relajarte después de una jornada practicando tu deporte favorito, te esperan en el país del sol naciente.

En Japón las nevadas son abundantes y la calidad de la nieve excepcional. La mayoría de las estaciones de esquí abren a partir del mes de diciembre, algo perfecto para poder disfrutar del esquí en Navidad o en Fin de Año.

En algunos momentos las precipitaciones son tan intensas que se llegan a alcanzar los 6 o 7 metros de nieve, así que, si no puedes viajar hasta allí en estas fechas tan señaladas, tranquilo, en Japón vas a poder disfrutar de la nieve hasta principios del mes de mayo.

Asahikawa Fuyu Matsuri | JNTO ©Yasufumi Nishi

Destacan lugares como Niseko en Hokkaido; o Ajigasawa, Appi Kogen, Shizukuishi, Bandai o Zao, en la región de Tohoku.

En la prefectura de Niigata las mejores estaciones de esquí son las de Yuzawa y Myoko. En concreto, a Yuzawa se puede llegar desde Tokio en el tren de alta velocidad en poco más de una hora. Y en todas, encontrarás resorts de esquí, hoteles y apartamentos para todos los gustos y presupuestos.

Junto con Hokkaido, en cuya capital, Sapporo, se celebraron los JJ.OO. de invierno de 1972, algunas de las mejores zonas del mundo para esquiar están en Nagano, sede de los JJ.OO. de invierno en 1998, con estaciones como Hakuba, Shiga Kogen o Nozawa Onsen.

Además, durante los meses más fríos del año, también hay motivos de celebración que no te puedes perder. Festivales o matsuri, que giran en torno a la nieve y al hielo.

A principios de febrero se celebra el Sapporo Yuki Matsuri en Hokkaido, considerado uno de los mayores festival, en el que por tradición se crean espectaculares esculturas de nieve que reproducen, desde obras de arte a edificios famosos a escala, con juegos de luces con preciosos que se convierten en espectáculos nocturnos imprscindibles. El Asahikawa Fuyu Matsuri, en febrero, es un festival parecido, y acoge la escultura de nieve más grande del mundo.

Sapporo Yuki Matsuri | ©JNTO

Otra de las celebraciones es el Kamakura Matsuri, en el que se construyen pequeños iglús a lo largo del río Yunishigawa, iluminados en su interior por una vela. Una celebración reconocida como Patrimonio Histórico y Cultural de Vistas Nocturnas de Japón, y en la que también hay actividades como barbacoas, gastronomía local, muñecos de nieve, o rafting, entre otras.

Y otra cita imprescindible es el Yokote Kamakura Yuki Matsuri o Festival de la Nieve de Kamakura, en Yokote. Aquí se construyen más de100 iglús de todos los tamaños. Un festival que tiene más de 400 años de antigüedad, y que nació como una ofrenda a los dioses. En el interior de los iglús se levanta un altar y los niños invitan a los adultos a disfrutar del interior y degustar cerveza dulce y pasteles de arroz.

Yokote Kamakura Festival | ©JNTO

Si Japón es un país de preciosos paisajes, en invierno, estos paisajes lo son todavía más. Se pueden ver bloques de hielo a la deriva a orillas de Shari-cho, en Shiretoko, Patrimonio de la Humanidad. Y en febrero la costa del mar de Ojotsk se convierte en hielo, permitiendo hasta caminar sobre las aguas heladas. También en febrero se hielan las aguas del lago Towada, en la prefectura de Aomori, creando los hagori, que son formaciones de hielo similares a las hojas de Loto.

No te pierdas el fenómeno Aka Fuji, cuando los rayos del amanecer y del atardecer tiñen de rojo la nieve de la cima del Monte Fuji; ni tampocoel monte Daisen y las montañas de Hakkoda cuando se cubren de nieve y las figuras blancas de sus árboles crean impactantes imágenes.

Mt. Hakkoda | ©JNTO

Hace frío sí. Pero es muy reconfortante disfrutar de los mejores platos calientes de la gastronomía japonesa. El shabushabu, un guiso de carne de buey, el estofado sukiyaki, o el chanko, con pollo, típico de los luchadores de sumo, son solo algunos de ellos.. Y si eres más de pescado, te encantará el oden, elaborado con una gran cantidad de ingredientes como verduras, mariscos y albóndigas, entre otros, cocidos en caldo de alga konbu.

Más información:

También te puede interesar

Esquiar en España sin arruinarte

Vive la emoción de practicar heliesquí en Islandia

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.