En el centro de Myanmar

En el centro de Myanmar

Taung Kalat, el monasterio budista construido sobre un volcán

Pocos lugares son más pintorescos que este monasterio al que solo se puede acceder subiendo una compleja escalera empinada, en medio de Myanmar. Su nombre significa 'el pedestal de la colina' y bajo su suelo, un volcán que no se sabe a ciencia cierta si sigue o no activo.

A la hora de levantar edificios emblemáticos en lugares complejos, los monjes se llevan la palma. Y no los de una religión concreta, sino prácticamente los de todas. Ya hemos visto que en Grecia cuentan con los de Meteora. Pues bien, al otro lado del planeta, en el centro de Myanmar, los monjes budistas tienen también su propio centro de culto en un lugar imposible: el templo de Taung Kalat.

Sin embargo, en este caso van un paso más allá. Y es que aquí no se conformaron con levantar todo un templo en la cima de una montaña estrecha y de difícil acceso. No. El monte Popa, que es sobre el que se ha edificado el complejo, se trata realmente de un volcán, cuya actividad sísmica no permite deducir del todo si estamos ante una bomba de relojería que despertará en cualquier momento o no.

La realidad es que el Taung Kalat, cuyo nombre en birmano significa 'el pedestal de la colina', es uno de los lugares más bellos y pintorescos del mundo. Se encuentra a unos 1.518 metros sobre el nivel del mar, en un cono volcánico achatado sobre cuyo suelo se levantaron los cimientos. A una altura de más de 100 metros sobre el pueblo de Kyaukpadaung, que se erige a las faldas del monte y que vive especialmente del turismo que genera poder ir a descubrir esta maravilla, solo se puede llegar a él a través de una senda muy particular, como el propio templo.

El camino recorre el lado oriental de la montaña. Se trata de una escalera colgante de 777 peldaños que lleva desde una de las laderas hasta la cima. Una vez allí, no solo tendremos una vista única de las llanuras de esta parte del centro de Myanmar, sino también la posibilidad de admirar un complejo de gran belleza, con cúpulas doradas cuyo brillo resulta cegador los días de sol.

Para los budistas, el Taung Kalat es un lugar sagrado, morada de los dioses (en concreto, 37, cuyas estatuas están en la base del volcán, representándoles). El monte Popa es un centro de peregrinación para los habitantes del país, que lo visitan especialmente en dos festividades: la de la Luna Llena de Nayón o Nat Festival (al final de la primavera, en marzo) y en la de la Luna Llena de Nadaw o Mahagiri Nat (al final del otoño, en diciembre). Ellos disfrutan de casas de té y puestos de cerveza, así como platos tradicionales, en puestos que están todo el año.

Llegar a la falda del monte Popa no es complicado. El aeropuerto más cercano es el de Bagan, que tiene vuelos con Yangon, la capital. Allí es posible coger un autobús que nos acerque hasta el pueblo. La caminata hasta la cima parte del Popa Mountain Resort y se puede demorar entre tres y cuatro horas por trayecto, dependiendo de nuestro estado de forma.

Una vez en la cima, las vistas harán que el esfuerzo merezca la pena.

Más información:
Turismo de Myanmar

Fuente vídeo:
Amazing Places on our Planet

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.