Pueblos secretos europeos

Pueblos secretos europeos

Sandomierz, uno de los pueblos más antiguos y bonitos de Polonia

Famoso por una serie de televisión pero bello desde siempre, Sandomierz es ideal para una escapada de fin de semana. Descubre todos sus encantos.

Sandomierz
Sandomierz | Flickr

Bonito y cautivador. Así es este pueblo de 25.000 habitantes de Polonia situado a orillas del río Vístula. Debido a su ubicación, pues además de estar junto al río se sitúa en lo alto de una colina, en el siglo XII era uno de los lugares más importantes de Polonia porque se encontraba en medio de una ruta comercial desde la Europa occidental. Pero ahora eso ya no importa.

Lo realmente importante ahora es que se trata de un pueblo encantador. Cuenta con un maravilloso centro histórico que tiene muchos lugares de interés. Además, su proximidad con Cracovia y Varsovia ha hecho que durante siglos reciba muchos turistas. Y desde 2008 estos turistas se han incrementado porque Sandomierz ha sido el protagonista de una serie de televisión polaca: El padre Mateo. En realidad, el verdadero protagonista es el sacerdote que es enviado a una pequeña parroquia polaca, pero esta parroquia se encuentra en Sandomierz, por lo que el pueblo ahora es conocido por todo el mundo.

Sandomierz | Flickr

Así, en un paseo por el centro histórico de este pueblito del que hoy hablamos se ven muchas referencias a ‘El padre Mateo. Desde fotos colgadas en fachadas o escaparates hasta pastelerías que venden los dulces que más le gustan al sacerdote.

Pero como anunciábamos antes, Sandomierz es un lugar realmente bello, y esto ha sido así desde siempre. Por tanto, además de referencias a la serie, en este rincón de Polonia se pueden encontrar cosas maravillosas.

Así, una de ellas es su castillo del siglo XIV. Aunque fue destruido durante la invasión sueca, más tarde se pudo reconstruir y sirvió como prisión. Actualmente, sin embargo, es la sede del Museo Regional. Por supuesto, en una visita a Sandomierz también se debe visitar su Plaza del Mercado. Como cualquier pueblo polaco cuenta con una y es allí donde se desarrolla gran parte de la vida de sus habitantes. Además, se puede hacer una ruta subterránea bajo esta plaza para descubrir sorpresas que dejaron los mercaderes siglos atrás.

Por otra parte, también se puede visitar su catedral del siglo XIV. En este caso lo importante no es el edificio en sí sino las pinturas que hay en su interior. Y es que son realmente polémicas. Por un lado hay doce murales que representan explícitamente la crueldad de la tortura de los invasores tártaros sobre los lugareños. Por otro, una pintura en la que se aprecia cómo un judío asesina a un niño cristiano. Es tanto el revuelo que ha generado esta pintura que durante 8 años estuvo cubierta para alejarla de la vista de quienes se acercaban a la catedral.

Sandomierz | Flickr

Continuemos paseando por Sandomierz, porque aún queda por descubrir el barranco de la Reina Eduviges, ideal precisamente para eso: pasear. Además, también se puede hacer una visita al museo del Escuadrón de Caballería de Sandomierz y a la casa de Jan Długosz, autor del primer libro de historia polaco.

Si se terminan de visitar sus principales atractivos, siempre se puede caminar libremente por el pueblo. Es sensacional descubrirlo.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.