Europa

Europa

La Ruta Templaria en Portugal

Una escapada al último refugio de la enigmática Orden del Temple

Si quieres descubrir los misterios de la historia de los Caballeros de la Orden del Temple e intentar descifrar su simbología y sus mensajes ocultos, escápate a Portugal. La Orden de los Templarios se estableció allí en el siglo XII con el fin de ayudar a los primeros reyes portugueses en la Reconquista cristiana y continuar con las Cruzadas. Su castillo, construido en Tomar en 1160, era, en aquel momento, el dispositivo militar más moderno y avanzado del reino y se inspiraba en las fortificaciones de Tierra Santa. Casi dos siglos después, en 1312, el papa Clemente V acabó con la orden, con la intención de poner fin a su fama y poder. Portugal es, probablemente, el único lugar de Europa donde los caballeros de la Orden del Temple lograron ponerse a salvo de sus perseguidores. Allí fundaron la Orden de los Caballeros de Cristo y dejaron buena muestra de sus edificaciones, castillos y fortalezas. La Orden mantuvo su ideal de cruzada durante la epopeya de los Descubrimientos. En pleno corazón de Portugal, podemos dejarnos guiar por historias que nos transportarán a la búsqueda del Santo Grial. No te lo puedes perder. La ruta que os proponemos es la de la región templaria situada entorno al río Zêzere, afluente del río Tajo. Aquí se situán el emblemático Castillo de Almourol, el pueblo costero de Constância o la misteriosa Torre de Dornes. El Castillo  de Almourol en Portugal es simplemente impactante, mágico y espectacular. Y no por su tamaño, sino, por el lugar en donde está construido. Se alza en una cima rocosa en mitad del curso del río Tajo y formó parte de lo que se conocía como la Linha do Tejo, una línea defensiva que protegía el paso del río hacia Coimbra. Se puede visitar y desde Vila Nova da Barquinha hay un barco de recreo, con capacidad para 50 personas, que llega hasta el castillo. El embarque tiene lugar en el muelle D’El Rei, en Tancos, y el viaje incluye una parada para visitar la isla y el castillo. Estos paseos deben concertarse con antelación en la “Junta de Freguesia” de Tancos. Constância es conocida por ser uno de los lugares frecuentados por el famoso poeta portugués Luís Vaz de Camões que escribió el poema épico Os Lusíadas. Un paseo por el Parque Constância y disfrutar del contacto con la naturaleza al igual hicieron los Caballeros Templarios nos acerca a su contexto. La proximidad a dos de los más importantes ríos portugueses, hizo de esta villa en tiempos pasados, un importante puerto fluvial que permitía transportar mercancías entre el interior del país y Lisboa. La Torre templaria de Dornes sorprende por su forma pentagonal. Seguro que esconde misterios que hay que descubrir de los caballeros de la Orden del Temple. Sus cinco caras la convierten en un ejemplar raro para lo que era la arquitectura militar de la época de la Reconquista. A orillas del río Zêzere, la Torre de la aldea de Dornes era un puesto de vigilancia y defensa. En ella podemos ver símbolos guerreros en el dintel de la puerta que atestiguan su función militar. En las aguas de la albufera de Castelo de Bode, la Torre de Dornes es un punto imprescindible en esta región. Y de ahí a a la Ciudad de Tomar, punto de encuentro de los caballeros y héroes que buscaban el Santo Grial. Descubrir su fascinante historia a través de los paisajes y sus monumentos es lo que os proponemos. La hermosa Tomar, es una de las joyas históricas de Portugal. Fue construida de acuerdo a las reglas de la Orden del Temple, con cuatro monumentos religiosos construidos en torno a la ciudad para formar una cruz perfecta. El más impresionante de estos monumentos es el conjunto del Castillo de Tomar y el Convento de Cristo, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO construido por los templarios en el siglo XII. El castillo templario de Tomar, construido por Gualdim Pais está estratégicamente situado sobre una colina pegada al río Nabão. Este castillo es el máximo exponente de la arquitectura templaria. Se puede visitar y abre los siete días de la semana, y es gratis los domingos. De lunes a viernes, la tarifa es de seis euros. El castillo templario de Tomar, es un destino obligatorio para cualquiera que visite la región portuguesa del Ribatejo. Conocer más sobre aquellos valientes caballeros y de las expediciones portuguesas hacia el Nuevo Mundo, es el punto fuerte de esta ruta. Conoceremos mejor a los valientes caballeros cristianos cuyo cuartel general se encontraba en el Convento de Cristo, que perteneció a la Orden del Temple y es uno de los principales monumentos de la arquitectura portuguesa. Fue fundado en 1162 por el Gran Maestre del Temple en Portugal, don Gualdim Pais y aún conserva recuerdos de los monjes caballeros y de sus herederos, la Orden de Cristo. Descubriremos que la Charola, el núcleo del monasterio se construyó a imagen y semejanza del Santo Sepulcro de Jerusalén. Y también que la iglesia manuelina de este recinto repite las proporciones del Templo de Salomón, lugar donde se fundó la orden. En Tomar, la Ciudad de los Templarios, se encuentra además la iglesia de Santa María del Olivo que fue en su día sede de la Orden del Temple y panteón de los caballeros. Esta enigmática iglesia fue la Catedral de todas las iglesias del imperio portugués en los territorios que poseía en América, Ýfrica y Asia. Apasionante la historia y el viaje a una época gloriosa de hombres firmes y valientes. Ve y busca tu propio Santo Grial de la mano de los templarios en tierras portuguesas. Un viaje a una región del Distrito de Santarém, en el centro del país, que no te dejará indiferente.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.