HISTORIAS CURIOSAS DE LA CIUDAD DE LOS CANALES

HISTORIAS CURIOSAS DE LA CIUDAD DE LOS CANALES

El Puente de los Puños, el rincón de las peleas de Venecia

Uno de los puentes sobre los canales de Venecia no se llama así por casualidad, sino porque durante generaciones era el lugar preferido para pelearse a puñetazos ante cualquier disputa. Hoy el nombre se mantiene aunque no haya peleas.

Puente de los Puños de Venecia
Venta de fruta junto al Puente de los Puños de Venecia | Flickr

Los puentes que permiten caminar por Venecia sorteando los canales están llenos de historias. Da igual que sean modernos (como el de Calatrava y toda la polémica que surgió sobre el mismo) o antiguos, con un trasfondo romántico, como el de los Suspiros, u otro mucho más violento. Sí, has leído bien, hay uno que su origen está nada menos que en las peleas callejeras.

Nos referimos al llamado Ponte dei Pugni, que en castellano significa Puente de los Puños, y que es un puente que se encuentra en el barrio veneciano de Dorsoduro desde hace más de cuatro siglos. Claro que no siempre se ha llamado así. Su bautismo es fruto de una tradición cuanto menos curiosa: las peleas que a puñetazos tenían lugar en torno al puente y en el puente en sí. Una serie de tanganas que, además, eran festejadas por los vecinos, según cuentan las crónicas.

Ponte dei Pugni de Venecia

No había peleas todos los días, pero tenían hasta calendario. A partir del año 1600, de septiembre a finales de diciembre, coincidiendo con la Navidad, las diferentes bandas de la ciudad se reunían en pequeños puentes sin rieles y se peleaban con el objetivo de ir haciendo caer al agua a los rivales. De todos, era este Ponte dei Pugni el preferido para llevar a cabo esta acción, incluso siendo una actividad perseguida por la ley (claro que durante años fueron peleas consentidas en cierto modo por la autoridad local, que prefería que la gente se peleara de este modo que con armas, ya que el riesgo de asesinatos era menor).

El que este puente fuera especialmente querido para las peleas se debía a un motivo muy particular: que las aceras de la calle en la que se encuentra eran lo suficientemente alargadas como para albergar a un gran número de público. Y es que nada gustaba más que presenciar una buena pelea. Muestra de ellos es la pintura La guerra dei pugni de Antonio Stom, un cuadro del siglo XVIII que se exhibe en la Pinacoteca Querini Stampalia de Venecia. Stom hizo varias versiones de estas batallas, además de otros autores como Joseph Heintz.

El Ponte dei Pugni, inmortalizado en esta pintura de Joseph Heintz

La última de estas batallas tuvo lugar en el siglo XVIII, cuando la tangana derivó en masacre. Un grupo de ‘participantes’ sustituyeron los puños por cuchillos y tejas de las casas, provocando un buen número de muertos y que las autoridades no pudieran seguir mirando a otro lado. Para algunos, el final de un 'juego veneciano'. Para otros, el fin de una barbarie.

Más información:
Turismo de Italia

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.