Viaje a Argentina

Viaje a Argentina

El barrio de La Boca, color y autenticidad en Buenos Aires

Pintoresco como pocos y quizá el más auténtico de Buenos Aires. El barrio de La Boca se ha convertido en un icono de la ciudad, un lugar repleto de arte, cultura y, sobre todo, vida. No pierdas la oportunidad de conocerlo.

Pensar en Argentina significa pensar en fútbol, tango y mate. Transportarnos a Buenos Aires nos lleva directos a un barrio en el que todo esto confluye y crea una armonía perfecta entre cultura, tradición y amor por el lugar al que se pertenece. Este mágico lugar, que se ha convertido en uno de los más visitados de la capital argentina, es el barrio de La Boca. Una de las zonas más pobres de la ciudad, pero también una de las más especiales y probablemente la que mejor conserva su esencia y la de todo aquello que se ha vivido allí a lo largo de los años.

Este barrio nació como una especie de puerto en el Riachuelo y debe su nombre al hecho de que está situado en la desembocadura de éste en el Río de la Plata. Allí sus habitantes, en su mayor parte inmigrantes, construyeron sus casa con chapas de zinc y las pintaron con los restos de los talleres del propio puerto, razón por la cual siempre fueron coloridas y completamente diferentes las unas de las otras. Una tradición que, como otras muchas, los habitantes de este mítico barrio han querido mantener, para no perder así su identidad.

Los colores de sus casas son su símbolo, pero si hay algo que ha logrado atraer a personas de todos los puntos del globo hasta este barrio de Buenos Aires es su amor por el fútbol. En el mismísimo centro neurálgico se encuentra el estadio del Boca Juniors, la mítica Bombonera, donde han jugado algunos de los mejores futbolistas de la historia, el hogar de una de las mejores y más especiales aficiones del mundo. En días de partido todo gira en torno al equipo y el ambiente que se vive en las calles de La Boca es algo que nunca antes habías siquiera imaginado.

Tradición, color, fútbol y… ¡Cultura! El barrio de La Boca no sería lo mismo si no estuviera empapado de cultura en todos sus rincones. Numerosos artistas han nacido y crecido entre sus paredes y ese espíritu creativo se sigue manteniendo vivo entre todos sus habitantes, quienes suelen dejar deslumbrados a aquellos turistas que deciden perderse entre sus calles y que las abandonan completamente enamorados.

La Calle Caminito es ese punto exacto en el que todo visitante debería comenzar su recorrido por La Boca. Es la calle más emblemática del barrio y la decoración de sus casas ya es una de las estampas más reconocibles de Buenos Aires, pero no es lo único que desataca de ella. Allí podrás encontrarte con numerosos artistas que exponen sus cuadros y los venden en plena calle y con parejas de bailarines que te deleitarán con su talento y su fuerza para el tango. Una calle en la que se refleja todo aquello que importa en el barrio: la tradición, la cultura, las señas de identidad…

A partir de ella podrás perderte por las zonas menos conocidas de La Boca y adentrarte en la forma de vida del barrio. Lejos del lujo de la Quinta Avenida, de los Campos Elíseos o del Paseo de la Fama de Hollywood, el barrio de La Boca tiene esa magia de lo auténtico, ese toque de realidad que consigue llegar a nosotros y que nos traspasa. Colores, olores, sonidos, voces, historias, imágenes y sentimientos que se quedarán para siempre en tu corazón.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.