GASTRONOMÍA

GASTRONOMÍA

10 consejos si te estrenas en un restaurante coreano

La cocina coreana es cada vez más conocida en nuestro país gracias a la apertura de muchos restaurantes. Ya sea porque viajas a Corea por primera vez o porque te decides a probar alguno de esos locales en España, te damos las claves para disimular que eres un primerizo.

Barbacoa tradicional coreana
Barbacoa tradicional coreana | Jessy KL

1. Kimchi. Estas hojas de col fermentada con pimentón no son un acompañamiento ni una ensalada. Estamos ante el alimento nacional de Corea, un 'picoteo' que incluso se desayuna y que acompaña todas y cada una de las comidas, bien en formato sólido o dentro de sopas. Si vas a un restaurante en Corea, te lo pondrán siempre; y exige que sea así en España, pidiéndolo lo primero.

2. Palillos. ¿Tienes destreza con los palillos de bambú o madera de China y Japón? Perfecto, pero no te valdrá de mucho con los coreanos porque son de metal, más finos y estrechos y obliga a una destreza diferente, aunque mucho mejor si ya sabes manejar los otros. No aceptes palillos de madera en España, o son coreanos, o nada.

Cubiertos coreanos

3. Arroz. Al igual que en prácticamente todos los países del Lejano Oriente, el arroz es la base fundamental de la gastronomía coreana. Lo podrás comer en multitud de platos, que se llamarán BAP, que es la palabra para decir ‘arroz’ en coreano. Lo podrás comer en sopas, guisos de verduras y carne e incluso destilado en bebida.

4. Parrillada. En Estados Unidos ya es legión los que no entienden un fin de semana sin una barbacoa o parrillada coreana, que no es otra cosa que carne a la plancha con sabores coreanos, aunque en planchas especiales que también permiten cocinar al mismo tiempo huevo y verduras, pero de forma separada.

5. Plato único. Precisamente por comidas así, que exigen cocinar sobre la misma mesa en la que se come, las comidas y cenas en Corea suelen ser comunes para todos los comensales y no, como en Europa, que cada uno puede pedirse su propio plato. Lo habitual es que, además, se acompañe todo de muchos platitos pequeños para ir mezclando con la comida principal.

Plato de Kimbap casero

6. Kimbap. Es como el maki japonés, pero algo más grande y sin pescado, ya que en Corea suele tener verdura, algo de carne, huevo... Sí, también lo hay con pescado, pero el tradicional es solo alga envolviendo arroz hervido y verduras marinadas en soja. Una delicia adictiva de la que es difícil parar.

7. Pajeon. La tortilla más clásica de Corea y que, como la nuestra, basta trocearla para que todo el mundo se abalance a por su trocito. En este caso, suelen ser cuadrados, pues se trata de una tortilla fina de huevo, harina de trigo y cebolleta fresca que, además de riquísima, es perfecta para empezar una buena comilona coreana. Si se quiere, se puede mojar en salsa de soja.

Soju, bebida destilada de arroz

8. Sochu o Soju. Es la bebida tradicional coreana, un destilado de arroz con diferentes grados de alcohol según la marca o el tipo que queramos. No es la única bebida del país, ya que también cuentan con sus propias firmas de té o de cerveza, entre otras marcas, la Hite es la más conocida.

9. Bingsu. Es el postre más rico de Corea, un helado con salsa de alubias rojas dulces, frutas, siropes, helados... y lo mejor es que se sirve en un bol gigante para que se pueda compartir entre muchos. Aquí en Viajestic ya te hemos dicho los mejores rincones de Seúl donde comerlo.

Bingsu

10. ¿Perro? Tranquilo, hace mucho que en Corea nadie come perro, una costumbre ancestral que se llevaba a cabo con una raza concreta y que hace generaciones que se dejó a un lado, para adoptar costumbres más occidentales en la dieta.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.