LEYENDAS EN AUSTRIA

LEYENDAS EN AUSTRIA

Moosham, el castillo de las brujas y los hombres lobo de los Alpes

Situado en la región austriaca de Salzburgo, pocas historias son tan inquietantes como la del castillo Moosham, escenario de juicios sumarísimos a mujeres acusadas de brujería durante tres siglos. Además, cuenta la leyenda que allí vivió el hombre lobo, que fue inútilmente buscado para darle muerte.

Castillo de Moosham
Castillo de Moosham | Turismo de Salzburgo

Europa está llena de historias de castillos encantados, en los que los fantasmas pueblan a sus anchas y cuyos muros esconden todo tipo de leyendas, a cuál más lúgubre. Sin embargo, pocas pueden compararse a las del de Moosham, en la ciudad austriaca de Unternberg.

Levantado en lo que se piensa que fue un asentamiento romano, ya hay documentación que acredita la existencia del castillo de Moosham a finales del siglo XII, siendo ocupado como residencia arzobispal a partir del siglo XIII, como parte de los dominios del importante Arzobispado de Salzburgo. Fue este perfil de sede religiosa el que explica que aquí se llevaran a cabo numerosos juicios relacionados con la Inquisición.

Conocido en la Edad Media como uno de los distritos más severos, durante los siglos XVI a XVIII fueron decenas las personas que fueron condenadas a torturas y a la muerte bajo la acusación de brujería.

Castillo de Moosham

Así, supuestas brujas y hechiceros vivieron grandes tormentos dentro de sus muros. Dicen las leyendas que sus almas siguen allí, vagando por sus salas. Cómo llegó a ser de cruel la justicia que el castillo cambió su nombre después del altísimo número de mujeres que allí fueron condenadas por herejía en el siglo XVII, todas a muerte.

Pero la leyenda no se limita a ellas. Y es que, a principios del siglo XIX, empiezan a aparecer restos de cadáveres de venados y otros animales en las granjas cercanas al castillo. Se empieza entonces a alimentar la idea de que todo se debe a hombres lobo, una circunstancia que lleva a la detención de muchas personas, algunas de ellas llegando a ser ejecutadas. Sin embargo, claro está, nunca pudo ser probado que las muertes de los animales tuvieran algo que ver con seres mitad hombre, mitad lobo.

Eso sí, desde entonces, a Moosham se le atribuye un carácter espeluznante. Encontrarse, además, en pleno bosque austriaco, rodeado de una vasta vegetación que, de noche, da miedo, tampoco ayuda. Y eso que ahora es la sede de un museo de muebles antiguos y arte de todo el mundo.

Castillo de Moosham

Todo gracias al conde Nepomuk Wilzek, un explorador de los polos que hace más de un siglo compró el castillo y reformó los pisos inferiores para albergar incluso una colección de coches históricos.

Visitar el castillo es posible de martes a domingo de 11 a 14 h. El precio de la entrada cuesta 10 €, en el caso de los adultos, y de 5 € para los niños. La ciudad de Unternberg está a un paso de Salzburgo, por lo que llegar a ella es sencillo. En su interior, además, se puede apreciar una muestra de cómo era la vida en el castillo durante los diferentes siglos en los que fue residencia.

Muchos hacen el tour esperando encontrar los fantasmas de las brujas o incluso al hombre lobo. ¿Seguirán allí?

Más información:
Castillo Moosham

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.