TODO UN SÍMBOLO DE PODER Y MISTERIO EN BOLONIA

TODO UN SÍMBOLO DE PODER Y MISTERIO EN BOLONIA

Las dos torres más famosas

El encanto del pasado en uno de los centros históricos medievales más grandes y mejor conservados del mundo, en el que destacan dos imponentes torres medievales.

Ya no queda nada para que reabran de nuevo dos de las dos torres más famosas de Italia. Viajamos a Bolonia, una ciudad de ensueño, Una ciudad conocida como la ciudad del arte, de la cultura y del comercio, famosa por sus casi 40 kilómetros de arcadas y soportales que son a día de hoy los más extensos del mundo. Una ciudad que conserva el encanto del pasado, con uno de los centros históricos medievales más grandes y mejor conservados del mundo, en el que destacan dos imponentes torres medievales.

Dos torres que son todo un símbolo de Bolonia, las dos torres estratégicamente situadas en el punto de entrada de la ciudad, hoy en día el centro de la plaza Porta Ravegnana, aunque en un aislamiento que no tuvieron antaño. Y es que en la Edad Media estaban rodeadas de construcciones de madera y de pasadizos colgantes.

Las dos torres. Plaza Ravegnana | Turismo de Bolonia

Construidas como pocos otros edificios importantes, como los que se edificaron con funciones de defensa, y de imponentes alturas, estas torres eran fueron la representación del prestigio y el poder social de las familias más ricas de Bolonia. Pero no solo estas dos. A finales del siglo XII, había en Bolonia más de un centenar torres de las cuales solo han llegado hasta nuestros días veinte ya que muchas fueron destruidas con el paso de los años tras varios incendios, guerras y relámpagos. Pero que Bolonia es la ciudad de las torres es algo que aún se puede ver hoy en día.

De todas las torres de la ciudad hay dos que destacan y que se han convertido en todo un símbolo. Hablamos de la Torre de Dei Asinelli y de la Torre Garisenda, ambas remodeladas y renovadas y que reabren al público este verano.

La Torre dei Asinelli, o Torre de los Burros, fue construida entre 1109 y 1119 por la familia del mismo nombre. Imponente, tiene 97,20 metros de altura con una caída de 2,23 metros, y una escalera interior de 498 escalones que se terminó en 1684. Situada en la entrada de la ciudad desde la vía Emilia, llevó a cabo una importante función defensa militar.

De hecho, su zócalo está rodeado por una pequeña fortaleza construida en 1488 para albergar a los guardias que la defendían. Hoy en día, adquirida por el Ayuntamiento de Bolonia, en su pórtico encontrarás algunas tiendas de artesanía y talleres, que nos recuerdan cómo era la vida de los comerciantes de época medieval en el 'mercato di mezzo'.

La Torre Garisenda, construida alrededor del mismo período, es mucho más pequeña con sus 47 metros de altura, y tiene una caída más pronunciada, de 3,22 metros, debido a un hundimiento del suelo y de sus cimientos. Es decir, que se encuentra inclinada, al igual que la famosa torre de Pisa.

Dante, vio la torre antes de que este proceso comenzara, y la comparó con un Anteo inclinado en el Canto 31º de su Infierno. El famoso escritor la citó varias veces en su obra La Divina Comedia y en sus Rimas.

A mediados del siglo XIV la torre tuvo que ser bajada. La cubierta de sillería en piedra selenita de la base se remonta a finales del siglo XIX.

La torre Garisenda y la torre Asinelli son las dos torres más famosas de las que aún continúan en pie en Bolonia. Torres medievales que vigilan la ciudad por encima de sus tejados, y que siguen siendo testigo del paso de los siglos. Vestigios de épocas pasadas que ahora nos cuentan su historia. Solo tienes que viajar hasta Bolonia para descubrir sus torres y sus misterios.

Las dos torres estarán de nuevo abiertas a finales de julio, y con su reapertura estará disponible un servicio de reserva online de entradas. Será posible reservar visitas a horas específicas, un sistema que evitará las largas colas y facilitará y acelerará el acceso a las torres.

Más información: Turismo de Bolonia

Rica en arte e historia, Bolonia te sorprenderá en cualquier época del año, con un ambiente agradable y animado en verano y una oferta turística basada en cuatro puntos: la Gastronomía, la Cultura, la Música y los Motores.

También te puede interesar

Siéntete protagonista de la historia a través de esta ruta

Un paseo medieval por la Ruta de los Castillos de Segovia

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.