Café Comercial

Café Comercial

La nueva vida del café más antiguo de Madrid

El café más antiguo de Madrid celebra su 130 aniversario y da la bienvenida a una nueva etapa después de haber estado cerrado durante casi dos años.

Tras un periodo de restauración de todos los elementos protegidos y acondicionamiento de los espacios para cumplir las normas de seguridad exigidas por la ley, Café Comercial ha reaparecido manteniendo la entidad cultural por la que siempre se ha caracterizado, pero introduciendo una oferta gastronómica que recobra el sabor castizo y se adapta a cada uno de los momentos del día.

Desde la recuperación de los toldos antiguos, pasando por el tapizado de sillones y sillas, o el cuidado de los elementos de madera y de los mármoles son solo algunos ejemplos del trabajo minucioso que ha realizado el interiorista Juan Luis Medina, de Madrid In Love Studio, para devolverle al espacio la solemnidad con la que contaba.

Tres zonas diferenciadas conviven en el nuevo Café Comercial, la de la barra, el comedor de la planta baja y una polivalente primera planta. Colores caldera y granates combinados con el terrazo continuo de los cafés de antes, grandes espejos, mesas de madera y los coquetos visillos que cubren los ventanales nos reciben en el salón contiguo a la barra.

La planta superior crea un ambiente diferente haciendo un juego de colores y texturas. Elementos clásicos renovados, originales lámparas y tapices estampados destacan sobre paredes y techos azul marino.

Completan la decoración retratos de grandes escritores que pasaron por allí a lo largo de los años, frases célebres y fotografías curiosas de objetos del café que transportan a otra época.

La propuesta culinaria viene de la mano de Pepe Roch, asesor gastronómico del Grupo El Escondite y socio en este proyecto, que toma el mando de los fogones en una apuesta por el regreso de los sabores castizos dándoles un toque contemporáneo y por el producto de Madrid como protagonista.

Dos cartas diferenciadas, la del restaurante y la de la barra, pero con un mismo lema, la vuelta a las raíces madrileñas y a la cocina de mercado. Cinco secciones para el restaurante: “Raciones de Taberna” en la que destacan las Albondiguillas de buey guisadas en salsa clásica con azafrán.

“Los clásicos castizos” donde no pueden faltar los Callos de morro y pata al carbón con garbanzos de Fuentesaúco o la Ensaladilla clásica El Comercial. “Madrid en Ascuas… josper!” cuenta con carnes de vacuno de La Finca. Para los amantes de la cocina hecha a fuego lento está la opción “Al Horno” con recetas como el Canelón de rabo de toro con su jugo con bechamel y portobello. Y no podían faltar “La Lonja Mercamadrid” -el mayor puerto de España-, con los pescados más frescos del día cocinados de forma tradicional, como el Bacalo al pil pil sobre pisto confitado.

El punto dulce viene de la mano de Berno Lazer Paryathussery, el jefe de pastelería de Café Comercial, que ha diseñado dos cartas en las que destacan postres como el Fran de quesillo con helado parmesano, coulis de frambuesa y crujiente de queso, la Torrija con licor de Kalúa o la presentación de las texturas de higos.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.