ESTONIA

ESTONIA

26,5 kilómetros por la carretera de hielo más larga de Europa

Solo se puede recorrer en invierno y es toda una experiencia. Así es el camino sobre el mar Báltico que pueden recorrer en sus propios vehículos quienes quieran desplazarse entre Rohuküla, en la Estonia continental, y la isla de Hiiumaa.

Situada a unos 100 km. de Tallin, la capital de Estonia, la ciudad de Rohuküla es una de los puertos más importantes del país, sobre todo a la hora de unir con el continente las islas del archipiélago del Báltico. Son trayectos que se demoran en barco algo más de una hora y que, en invierno, dejan de realizarse durante las semanas de mayor frío. Y todo porque las temperaturas bajan tanto que permiten un fenómeno único: la creación de toda una carretera de hielo.

Y no cualquiera, sino la más larga de Europa, con una extensión de 26,5 km. y que une esta ciudad estonia con la de Heltermaa, en la isla de Hiiumaa.

Carretera de hielo de Rohuküla

Una de las cosas que más llama la atención de esta carretera es que aquí, al contrario de lo que podríamos pensar, no se puede llevar cinturón de seguridad. Precisamente por la propia seguridad en sí, ya que existe el riesgo de tener que hacer algún tipo de maniobra compleja o salir del coche rápidamente, lo cual no facilitaría para nada si antes hay que desabrocharse.

Además, resultan curiosas las señales, que se colocan de forma improvisada a medida que se crea la carretera y que nos enseñan, por ejemplo, que hay que tratar de tener hasta 250 metros de distancia entre un coche y otro, que está prohibido parar o delimita las zonas seguras de resquebrajamientos.

Carretera de hielo de Rohuküla

En cuanto a la velocidad, los expertos informan que es necesario mantenerla constante entre 10 y 20 km/h o entre 40 y 70 km/h, dependiendo de la visibilidad y la calidad del firme del hielo. A otras velocidades, las vibraciones del coche podrían facilitar que el hielo se rompiera. Cuando esto pasa, se suelen poner pasarelas de madera sobre la carretera, hasta que de nuevo el hielo se fortalezca.

Carretera de hielo de Rohuküla

La de Heltermaa no es la única carretera de hielo que se produce en invierno en Estonia, todo un paraíso para quienes quieren llevar a cabo una conducción única. Así, son varias las islas que se conectan, en tramos más pequeños, con el continente o entre sí gracias a la congelación extrema que sufre el propio mar en las zonas más cercanas a la tierra.

Más información:
Turismo de Estonia

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.