¡Sin miedo!

¡Sin miedo!

4 consejos para aquellos que quieren aprender a esquiar

¿Quieres aprender a esquiar y no sabes por dónde empezar? Aquí cuatro consejos fundamentales que viene muy bien recordar y tener presente.

Aprender a esquiar
Aprender a esquiar | -

El esquí es un deporte precioso y es también una manera sensacional de crear planes a nuestro alrededor. Un fin de semana en la nieve siempre es apetecible, sobre todo cuando tenemos opción de practicar algo que une, que divierte, que entretiene y que supone una experiencia fantástica. El problema es, claro, que no todo el mundo sabe esquiar.

Pero es un problema de fácil solución, a pesar de que no podamos decir que aprender a hacerlo sea fácil. Es uno de los deportes más complejos que existen y requiere de una coordinación de muchos factores para llevarse a cabo, pero no os tenéis que venir abajo: se puede aprender. Poco a poco, paso a paso, echándole horas y ganas, pronto os convertiréis en esquiadores más o menos entendidos que, al menos, pueden abordar una pista con un grupo de amigos sin miedos. ¿Quieres aprender? Aquí una serie de consejos que te ayudarán.

Aprender a esquiar | -

1. Sin miedo.

Ese miedo podría volverse en nuestra contra porque nos paralizaría a la hora de hacer lo que tenemos que hacer, así que olvidaos de ello. Esquiar es un deporte seguro siempre y cuando lo empecemos a practicar con todas las precauciones necesarias. Por supuesto que te llevarás algún que otro porrazo, pero este pensamiento no puede condicionaros.

2. Sin temeridades.

Ojo con ser demasiado valiente: abordar una pista cuya dificultad nos supera o no hacer caso a las advertencias sí puede ser peligroso, así que hay que olvidarse del miedo pero no hay que caer en ser temerario. Buscad un equilibrio.

3. Hacer caso a quien sabe.

Fundamental, porque el esquí entraña grandes dificultades. Tener cerca a una persona que sabe, que puede conducirnos paso a paso, es fundamental. Bien un amigo que sepa lo que hace, bien un monitor, es obligatorio tener cerca a alguien que nos guíe, porque uno no aprender a esquiar por sí mismo.

4. Acudir bien equipado.

Debemos ir con ropa adecuada, con todos los complementos perfectamente escogidos (y sin olvidar algunos importantes, como las gafas) y sintiéndonos cómodos. No olvidéis preguntar por trucos a vuestros amigos o monitores, como no ajustar demasiado los ganchos de nuestras botas; aunque se aconseja hacerlo, es cierto que al principio puede resultar molesto y que para quienes están empezando es mejor llevarlos algo más sueltos, solo para ir ajustándolos a medida que pase el día y nos sintamos más a gusto.

Judith Torquemada | Madrid | Actualizado el 05/07/2018 a las 09:33 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.